Agroempresario español en Praga: El mercado de la RCh pertenece a sus ciudadanos

21-01-2003

La compañía ANECOOP, que une a más de 130 cooperativas españolas del sector hortofrutícola, fue fundada en 1975. En materia de comercialización de cítricos es hoy en día la primera empresa de Europa y la segunda del mundo. Desde hace más de veinticinco años opera una de sus sucursales también en la República Checa. El director de Anecoop Praga, Ferrán Cabrera, comentará en esta edición las experiencias de su empresa en el mercado checo.

Después de entrar en la Comunidad Europea Anecoop pasó de vender cítricos y verduras dentro de la frontera española a vender en 45 países, abriendo oficinas en Alemania, Polonia, Finlandia, Uruguay, EE. UU., y en la República Checa, entre otras.

Adaptarse al mercado local y ser en todo momento consciente de las características específicas del lugar donde se comercializan los productos. Estos son los dos imperativos para la empresa Anecoop en el momento en que establece el plan de productos que va a vender en los supermercados checos, destaca Ferrán Cabrera, director de Anecoop Praga.

La República Checa ha presenciado en los últimos meses turbulentas manifestaciones de agricultores que protestan contra las condiciones discriminatorias en el sector para los nuevos miembros de la Unión Europea después de la adhesión temiendo perder competitividad. Similares problemas tuvo que superar asimismo la compañía Anecoop. A pesar de las dificultades, el ingreso en la Unión ha sido para la empresa un paso muy importante, subraya Ferrán Cabrera.

Ferrán Cabrera, director de la sucursal de la compañía española Anecoop en Praga, está convencido de que las empresas que llevan el negocio en la República Checa deben ser precisamente checas.

Lo importante es que nadie mejor que un checo va a saber lo que necesita el mercado de su país. De esta forma Ferrán Cabrera concluye sus reflexiones sobre el ambiente comercial en la República Checa.

21-01-2003