Aerolínea vietnamita se prepara para realizar vuelos directos a Praga

La nueva aerolínea de Vietnam, Bamboo Airways busca realizar vuelos directos a la ciudad de Praga para fomentar el turismo en su país.

Foto: FLC GroupFoto: FLC Group Uno de los representantes vietnamitas en el Consejo de Gobierno checo para las Minorías Nacionales confirmó que las negociaciones están en curso. Los vuelos iniciales probablemente conectarán Praga con la ciudad de Ho Chi Minh (antes Saigon) en lugar de la capital, Hanoi.

"Todas las partes están muy interesadas en lanzar la línea, ya que desean abrirla lo antes posible", dijo Pham Huu Uyen al diario E15. El director del Aeropuerto de Praga, Václav Řehoř, dijo que en marzo tuvo lugar una reunión inicial con representantes de Bamboo Airways, pero se negó a proporcionar detalles.

Bamboo Airways, fundada por la compañía de bienes raíces vietnamita FLC como una aerolínea híbrida enfocada al mercado internacional, recientemente ha anunciado importantes compras de aeronaves para preparar el lanzamiento de vuelos de larga distancia a Europa en junio.

En marzo, Bamboo Airways acordó comprar hasta 50 aviones A321neo de Airbus SE de fuselaje estrecho, un mes después firmó un contrato para comprar 10 Boeing 787-9 Dreamliners durante la visita del presidente de Estados Unidos Donald Trump a Hanoi para su cumbre con el líder norcoreano Kim Jong-Un.

"Nuestro objetivo a largo plazo es conectar a Vietnam con mercados clave de Asia, Europa y América del Norte, y los Dreamliners nos permitirán abrir estas rutas de larga distancia", dijo el presidente del Grupo FLC, Trinh Van Quyet, quien se convirtió en el segundo multimillonario de Vietnam el año pasado.

Vietnam acordó en junio de 2017, durante una visita oficial a Hanoi del presidente checo Miloš Zeman, abrir una ruta aérea directa a la República Checa y la exoneración de visa a sus ciudadanos durante 15 días.

Los grupos de la industria turística han criticado a Vietnam por tener una de las políticas de obtención de visas más difíciles de Asia, y se ha fijado como objetivo dar la bienvenida a 20 millones de visitantes extranjeros en 2020 para convertir el turismo en un sector económico clave.

La comunidad vietnamita de la República Checa, que supera las 100 000 personas, constituye el tercer grupo más grande de extranjeros en la República Checa, después de los ucranianos y los eslovacos. Es la tercera comunidad vietnamita más grande de Europa, después de Francia y Alemania.

Muchos llegaron por primera vez a este país en la era comunista, cuando Vietnam intentó reforzar su fuerza laboral calificada enviando a miles de estudiantes y trabajadores a la Checoslovaquia socialista para que recibieran capacitación y experiencia.

Cuando desapareció el Telón de Acero, un gran número de vietnamitas decidieron quedarse en el país en lugar de regresar al Vietnam comunista.