The Rebels: los rebeldes de cuentos de hadas

19-11-2017

Con un solo disco lanzado a fines de los años 60, el grupo The Rebels se convirtió en uno de los máximos representantes del rock de vanguardia checoslovaco. El grupo recorrió un largo camino desde una música limpia y peinada, que contaba cuentos de hadas clásicos, hasta una expresión de sonido crudo que combinaba el blues con el rock psicodélico.

Unos rebeldes fabulosos

The Rebels, foto: ČT / BigbítThe Rebels, foto: ČT / Bigbít ‘La Bella Durmiente’, ‘Blancanieves’ y ‘Hansel y Gretel’. Al escuchar estos nombres, uno no se imagina que se trata de títulos de canciones de un grupo llamado The Rebels.

Surgido en 1967, el grupo tampoco provocó una rebeldía en el escenario musical en cuanto a su estilo de tocar. Todo lo contrario, la banda ostentó un sonido limpio con coros muy bien afinados.

En 1967, el grupo se convirtió en la revelación del año de la primera edición del Festival Checoslovaco de la Música Beat y un año más tarde lanzó el mencionado disco ‘La Bella Durmiente’ que une la música rock con una orquesta de estudio.

En un reino pobre
Hace mucho, en tiempos remotos
Vivía un buen rey viejo
Aunque no poseía gran fortuna
Una vez al llegar la cigüeña
Realizó una fiesta

Invitó a la parentela
Pero se le olvidó invitación una
Y al estar en la puerta
Palideció como sombra
Y desapareció la risa

West-coast y Merseybeat a la checa

Jiří Korn, el líder de la banda The Rebels, se dedicaba a la música desde su infancia, cuando decidió con un compañero de clase, que tocaba el clarinete, crear una orquesta.

‘La Bella Durmiente’, fuente: Supraphon‘La Bella Durmiente’, fuente: Supraphon Según mencionó el cantante, por supuesto, dos integrantes eran pocos para crear una orquesta, así que invitaron a otro muchacho que tocaba el tambor.

Jiří Korn, alquiló un trombón. Pero como nunca logró dominarlo bien, la orquesta se convirtió en una banda de rock que empezó a actuar bajo el nombre de Mickey. De ahí surgió luego el grupo The Rebels.

Los Rebeldes se dedicaban al llamado West-coast, según la costa oeste estadounidense, y Merseybeat, en referencia a los grupos surgidos en la región británica de Merseyside, situada junto al río Mersey, a la que pertenece Liverpool, ciudad natal de los Beatles.

A principios de su carrera, el repertorio de los Rebeldes se basaba en gran parte en versiones de las canciones de la banda vocal californiana The Mamas & the Papas.

Los Rebeldes checos grabaron algunas de esas versiones en el disco ‘La Bella Durmiente’, incluyendo la famosa pieza titulada ‘California Dreamin’.

Esta banda versionó también el famoso tema titulado ‘Twist and Shout’, de Phil Medley y Bert Russell. Como podrán escuchar, la pieza interpretada por The Rebels es mucho más suave que la canción interpretada originalmente por los Top Notes, y muy romántica en comparación con la crudeza de la versión más famosa interpretada por los Beatles.

De Mamas & Papas a Cream

Tras conseguir éxito con el disco ‘La Bella Durmiente’, y en vista de la ocupación de Checoslovaquia por el Pacto de Varsovia, en 1968, la banda The Rebels se dejó contratar para tocar en discotecas y bares de la Alemania Occidental.

A pesar de que el grupo pasó por radicales cambios personales, siguió actuando bajo el nombre The Rebels, según recordó el nuevo batería de la banda Karel “Káša” Jahn.

Jiří Korn, foto: Petra Čechová, ČRoJiří Korn, foto: Petra Čechová, ČRo “No sé porque se conservó el nombre, ya que creamos un repertorio completamente nuevo que no tenía nada que ver con la llamada música de costa oeste anterior”, dijo el batería. “Pero la verdad es que el nombre de los Rebeldes cuadraba mejor con esta segunda formación. ¿Qué tenía de rebeldes la primera formación al cantar ‘If you’re going to San Francisco’? Eso era demasiado pop. Al comenzar a tocar en Alemania nos enteramos de que con ese repertorio no estaríamos al día en absoluto”, agregó Káša.

La banda endureció su sonido y comenzó a versionar a grupos como The Cream. Tras recorrer Alemania y Polonia, el grupo se cansó de estar siempre de viajes, regresó a casa y comenzó a componer su propia música.

Pero en la Checoslovaquia comunista, donde recién comenzó la época de la llamada “normalización” tras la invasión del Pacto de Varsovia, los grupos de rock tenían una vida difícil.

El cantante Jiří Korn al final optó por un camino menos espinado, comenzó a cantar con el famoso grupo Olympic que le sirvió de trampolín para su exitosa carrera en solitario. Su partida significó el fin de una de las bandas más importantes de la música de rock checoslovaca. La banda volvió a reunirse en los años noventa, pero sin lograr enlazar con su éxito anterior.

19-11-2017