La vida de “Doctor piano”

17-02-2019

Se licenció como abogado, pero nunca se dedicó a esta profesión. Todo lo contrario, Jiří Šlitr, fallecido en 1969, se hizo famoso como pianista y compuso numerosas canciones que se inscribieron profundamente en la historia musical checa.

Jiří Šlitr, foto: Archivo de ČRoJiří Šlitr, foto: Archivo de ČRo Un bombín en la cabeza. Ese era el atuendo típico de uno de los pianistas y cantantes checos más talentosos y más famosos, Jiří Šlitr, que hubiera celebrado el 15 de febrero su 95 cumpleaños. Šlitr era un multiinstrumentista, tocaba tanto piano, como armónica, guitarra, saxófon y trompeta, entre otros.

Escribió cientos de canciones. Muchas de ellas se convirtieron en éxitos que forman parte del tesoro musical nacional, como por ejemplo ‘Tulipán’, ‘Ayer Fue Domingo’ (Včera neděle byla) y ‘Tiene los Ojos Cubiertos de Nieve’ (Oči má sněhem zaváté).

El “diletante universal”

Jiří Šlitr fue capaz de tocar desde jazz y swing, hasta rock and roll, pasando por el blues, el boogie woogie, el gospel y la canción francesa. El pianista coqueteó también con canciones populares y musicales. Además adquirió popularidad como un hábil dibujante. Debido al amplio abanico de campos de interés a los que se dedicaba, él mismo se titulaba como un “diletante universal”.

Jiří Šlitr, foto: ČTJiří Šlitr, foto: ČT Šlitr se hizo famoso formando el dúo con el cantante Jiří Suchý. Juntos fundaron en 1959 en Praga el teatro Semafor que se convirtió con el tiempo en uno de los escenarios checoslovacos más importantes.

Al principio, el pianista solo escribía canciones para las piezas teatrales, pero en 1962 se estrenó también como actor, de hecho por coincidencia, cuando se descompuso el elenco habitual del teatro. Su actuación ingenua y su “cara de poker” gustó tanto al público que desde entonces formó el dúo habitual con Jiří Suchý.

La pareja Suchý, Šlitr adquiría cada vez más popularidad. En 1963, Šlitr terminó en vigésimo lugar en el concurso Ruiseñor de Oro en la categoría del cantante checoslovaco más popular. Un año más tarde ya se ubicó en la sexta plaza.

Jiří Šlitr, foto: ČTJiří Šlitr, foto: ČT El dúo famoso se descompuso temporalmente en 1966, cuando cada uno empezó a protagonizar su propio espectáculo. Šlitr brilló en la pieza ‘El Diablo de Vinohrady’. Allí tocó uno de sus éxitos más populares titulado ‘Qué he tenido hoy para comer’ (Co jsem měl dnes k obědu). En el tema el cantante simplemente cuenta y vuelve a contar lo que ha comido ese día.

La carrera estelar del pianista terminó prematuramente. El 26 de diciembre de 1969 el cantante se fue a Praga “para arreglar un asunto”, según dijo. Como tardaba mucho en regresar, la familia empezó a buscarle. Su automóvil lo encontraron delante de un taller en la Plaza Venceslao, dentro luego hallaron el cuerpo sin vida de Šlitr, que tenía entonces 45 años de edad. Lo mató el gas de la estufa con la que calentaba la pieza. Junto a él murió una mujer joven. Hasta hoy día no se ha esclarecido del todo si se trató de una coincidencia, un asesinato o un suicidio romántico.

17-02-2019