El “rock virtuoso” de Michael Kocáb

15-03-2020

Las réplicas sísmicas son temblores más ligeros que se producen en una zona sacudida anteriormente por un terremoto. Este fenómeno se llama en inglés Aftershocks. Así se titula también uno de los discos checos más interesantes de los últimos años que grabó en 2014 el renombrado cantante Michael Kocáb. El mismo llama el estilo de este disco como el “rock virtuoso”.

Michael Kocáb, foto: Tomáš Klíma, ČRoMichael Kocáb, foto: Tomáš Klíma, ČRo El disco Aftershocks, lanzado a principios de 2014, es un trabajo internacional. Sus autores son el cantante Michael Kocáb y el guitarrista australiano Glenn Proudfoot. Juntos escribieron la música en unos 15 días, según dicen.

Luego se dirigieron a sus músicos preferidos con los que querían realizar la grabación: el batería australiano Virgil Donati, ex integrante del grupo del guitarrista Steve Vai, entre otros; y el bajista estadounidense Billy Sheehan, famoso además por su trabajo con Mr. Big, por ejemplo. Así nació el “rock virtuoso”, como llama Kocáb la música surgida de la colaboración de dichos artistas.

Michael Kocáb, foto: Pavol Frešo/Flickr, CC BY 2.0Michael Kocáb, foto: Pavol Frešo/Flickr, CC BY 2.0 El disco ‘Aftershocks’ ofrece en general una música bastante dura. “El hombre generalmente se va tranquilizando a medida que va envejeciendo. Pero yo me sorprendo a mí mismo que cuánto más viejo estoy, inclino a tocar música más dura. Un día terminaré tocando speed metal”, dijo en broma Michael Kocáb acerca del estilo de este trabajo.

Si bien Kocáb se sorprendió a sí mismo tocando una música cada vez más dura, el cantante de 65 años dio a los escuchas otra sorpresa: esta vez interpreta las piezas en inglés. Kocáb se estrenó en este disco como cantante en inglés debido a las grandes ambiciones de dicho proyecto y la participación internacional.

Originalmente, Kocáb pensaba fichar a un cantante como Ozzy Osbourne, según dijo, pero al final se dejó convencer por el guitarrista Proudfoot para que se pusiera detrás del micrófono él mismo.

Algunos fans checos a lo mejor tardaron en acostumbrarse a escuchar una de las voces checas más sobresalientes de los últimos años cantando en inglés. Pero el mismo Kocáb dice que gracias a ello encontró un nuevo color de su voz.

15-03-2020