ČeskosLOVEnsko, el mejor disco checo 2015

17-04-2016

El álbum titulado ‘Checoslovaquia’, de David Koller, fue galardonado como el mejor álbum del año 2015 por la Academia Nacional de la Música Moderna. El disco surgió bajo la supervisión de los renombrados productores Kipper Eldridge, ganador de un Grammy, y Steve Lyon, firmantes de algunos trabajos de Sting y Paul McCartney, respectivamente.

Un amor checo-eslovaco

El disco ČeskosLOVEnsko incluye la palabra LOVE, o sea amor, subrayada en mayúscula. Este juego de palabras a lo mejor debe resaltar el hecho de que el trabajo surgió de la colaboración entre el compositor checo David Koller y la poetisa eslovaca Mirka Ábelová.

 David Koller, foto: Kristýna Maková David Koller, foto: Kristýna Maková Las posturas y textos de la escritora llamaron la atención del renombrado baterista y cantante, de manera que le pidió que escribiera casi todas las letras para su cuarto disco en solitario.

Las letras están en checo, solo una de las canciones fue editada bajo el nombre de ‘Čučoriedky’, o sea Arándanos en eslovaco. En la canción, Koller confiesa sentir debilidad por las mujeres eslovacas…

Y también por las alemanas, polacas, ucranianas, suecas, españolas, latinoamericanas, húngaras, japonesas, azerbaiyanas… etc.

David Koller integró varias bandas musicales a lo largo de su carrera. El baterista y cantante de 55 años de edad adquirió fama a principios de los años 80 con el grupo Jasná Páka.

Más tarde se convirtió en una súperestrella de la música pop checa con la banda Lucie, que puso punto final a su carrera en 2004 para reanudar sus actividades diez años más tarde.

El artista ha tocado también con los grupos Žentour, Pusa, Kollerband antes de que comenzara a dedicarse a su trayectoria en solitario en 2006.

Uno de los temas con el mayor potencial de éxito de su último disco lleva por título ‘Reincidencia’ (Recidiva).

Huía de los que decían que vida propia ya no tengo
Desde que te conozco tú eres mi micromundo
Me espantas un poco, has apagado mi autopiloto
A veces quiero desaparecer, me asfixia la gente y los muros

Menos amor y más política

Dicho tema hace recordar las canciones típicas de David Koller. Sin embargo, la mayoría de sus nuevas piezas se alejan al trabajo anterior del baterista, que en su nuevo álbum abandona el Pop rock habitual y tiende más a la crudeza y al experimento de sonido.

David Koller durante de la ceremonia de la entrega de los premios Ángel, foto: ČTKDavid Koller durante de la ceremonia de la entrega de los premios Ángel, foto: ČTK Koller también canta menos sobre el amor y se pone más a filosofar y a criticar la situación política. En el tema titulado ‘Psicópata’ (Psychopat) condena a dictadores como, Hitler, Stalin, Kim Jong-un, Sadam Husein y Vladimir Putin, según canta.

El cantante es un conocido activista que no se pierde ninguna ocasión para comentar la situación política en el país. El cantante no vaciló en criticar al presidente Miloš Zeman, por sus posturas pro-rusas y pro-chinas incluso en la ceremonia de la entrega de los premios Ángel.

“Con un sable se puso a bailar el rusófilo en el castillo”, canta Koller en alusión al mandatario checo en el tema titulado ‘El Mundo del Hampa’ (Galerka).

No obstante, hay que decir que más que las canciones políticas son las baladas amorosas las que siguen siendo el fuerte de Koller, como la canción titulada ‘Gypsy Love’.

Tengo en la cabeza nuestros días cuando jugábamos juntos
Los peligrosos juegos del amor gitano, oleadas de sangre caliente
Quiero que siga así, aunque no sea correcto
La tensión de vivir, tú eres el motivo por qué me levanto

17-04-2016