Caballos Balancines: una dedicatoria a Jack Kerouac

20-01-2019

La banda Houpací koně, es decir Caballos Balancines, lanzó en 2018 su octavo disco de estudio titulado Desolation Peak (Pico de Desolación). Uno de los máximos representantes checos de indie rock lo dedicó a uno de los iconos de la generación beat, Jack Kerouac.

Houpací koně, foto: archivo de Houpací koněHoupací koně, foto: archivo de Houpací koně Es como si narras a alguien sobre un conocido que se ha perdido en algún lugar, pero no lo puedes olvidar porque simplemente lo quieres. Como si decides cumplir lo que vas aplazando durante años. Pagar tu deuda, porque el hombre te había dado bastante. Y también por la extraña sensación de proximidad. Con esas palabras describe el grupo la grabación de su nuevo disco ‘Desolation Peak’, que incluye ocho canciones sobre uno de los progenitores del movimiento hippie, Jack Kerouack.

La banda proveniente de la ciudad de Ústí nad Labem, en Bohemia del Norte, lleva tocando desde 1991. En su octavo disco de estudio, el grupo liderado por Jiří Imlauf vuelve a crear una atmósfera oscura, al igual que en sus trabajos anteriores. Sin embargo, su expresión musical ha pasado por un desarrollo.

Mientras que aún en su penúltimo trabajo titulado ‘Dónde están mis amigos esta noche’, del 2016, solía basar su sonido en guitarras, los arreglos de las piezas del último álbum ofrecen un espacio equilibrado tanto a las guitarras como a los sintetizadores. Según los críticos esta combinación le queda muy bien al grupo.

A pesar de llevar el nuevo disco un nombre en inglés, la banda canta en checo. Las letras, que corren a cargo del líder Jiří Imlauf, incluyen una gran dosis de romanticismo, aunque no trata temas habituales, como el amor y la naturaleza.

Todo lo contrario, el autor busca lo romántico en cosas corrientes, como es la comida china de comedores baratos, bares cutres y alcohol de todo tipo. La mayoría de las canciones suele desarrollarse bajo una atmósfera nocturna.

20-01-2019