BSD: un boudoir lleno de música alternativa

06-03-2016

Pautas musicales inesperadas, pero digeribles, y letras poéticas y juguetonas, fuera de los esquemas habituales de la música pop. En fin, Budoár staré dámy (Boudoir de una Señora Vieja) es una banda que toca música alternativa en el buen sentido de la palabra. Surgido en 1998 en la ciudad de Brno, el grupo que suele utilizar la abreviación BSD ha lanzado cuatro discos de larga duración hasta la fecha.

Budoár staré dámy, foto: Ben Skála / CC BY-SA 3.0Budoár staré dámy, foto: Ben Skála / CC BY-SA 3.0 Budoir es una pequeña habitación en una vivienda situada entre el comedor y el dormitorio donde se desarrollaban, habitualmente, conversaciones femeninas íntimas, según lo testimonian las obras literarias.

El Boudoir de una Señora Vieja, así llamaba su habitación la abuela de los hermanos Marta Svobodová y Štěpán Svoboda, que fundaron la banda musical como adolescentes, a sus 15 y 13 años de edad, respectivamente.

Violinista que sirvió de parachoques contra peleas entre hermanos

La cantante y guitarrista y el batería pronto invitaron a tocar a otros compañeros, entre los que destacó la violinista Eva, cuyo apellido es también Svobodová, por coincidencia.

Eva Svobodová se convirtió en uno de los personajes clave de la banda. Su violín destacó en el sonido del grupo y, además, sirvió como un parachoques en las peleas entre los hermanos, según reconocen ellos mismos.

El Boudoir de una Señora Vieja ha lanzado cuatro discos de larga duración.

En 2002 debutó con el disco titulado ‘Na hraní’, un juego de palabras que puede significar ‘Para Tocar’, ‘Para Jugar’, ‘Grabados’ o ‘Fritos’.

En 2005, el Boudoir de Una Señora Vieja lanzó su segundo disco titulado ‘Hablando Del Lobo’ (My o vlku).

Entre los años 2006 y 2008 el grupo estuvo grabando su tercer trabajo de larga duración que lanzó bajo el título ‘Buenas Noches, Luz’ (Dobrou noc, světlo).

Doy vueltas
Quisiera decir tantas cosas
Pero nada, sigo adentro
Dicen de mí…
Que ya he muerto”

La retirada de las mujeres

Tras el lanzamiento de su tercer disco se produjeron importantes cambios personales en la banda.

Del grupo se retiró la violinista Eva Svobodová y la bajista Dáša Matějíčková.

Los hermanos Svoboda primero dudaron si seguir tocando, pero al final decidieron proseguir su trayectoria con nuevos compañeros, con los que grabaron un nuevo disco en 2012, se llama ‘Lava’ (Láva).

A pesar de los cambios personales, tanto la música, como las letras de la banda Boudoir de Una Señora Vieja siguen siendo bastante expresivas.

¡Pelea dentro de mí!
¡Desgarra fuera de mí!
¡Arbustos, mechas, media luna!
¡Me voy a devorar!

06-03-2016