Al compás discotequero de la Checoslovaquia ochentera

12-02-2017

La glásnost y la perestroika soviética de Mijaíl Gorbatchov que desembocó en la desintegración del bloque del Este de Europa y la caída del Muro de Berlín. Esos fueron los sucesos más importantes para la Checoslovaquia de los años 80. En cuanto al ámbito musical, a principios del octavo decenio este país vivió un boom de la Nueva Ola que, sin embargo, terminó con la prohibición y persecución de numerosas bandas de rock. Las listas de popularidad oficiales seguían ofreciendo, generalmente, éxitos “inofensivos” con un fuerte sonido discotequero. No obstante, también en aquella época surgieron algunos temas esenciales para la música moderna nacional.

Olympic abre la ventana del amor

Karel Gott, foto: Jan Ptáček, ČRoKarel Gott, foto: Jan Ptáček, ČRo En 1980, Irak invadió a Irán, mientras que en Polonia surgió el sindicato Solidaridad, una fuerte oposición al régimen comunista.

El mundo musical recibió un duro golpe ese año, cuando John Lennon fue asesinado a manos de un fan fanático.

Por su parte, el cantante checo Karel Gott seguía manteniéndose muy vivo y en el auge musical checoslovaco: en 1980 invadió el éter con otro de sus innumerables éxitos titulado ‘Eso Son Rumores’ (To jsou fámy), de hecho una versión de ‘We Don’t Talk Anymore’, escrito por Alan Tarney, y popularizado por Cliff Richard.

Sin embargo, al año siguiente fue reemplazado en la cima por el grupo Olympic, que se convertiría más tarde en una de las leyendas del pop rock checoslovaco.

En 1981, la banda liderada por Petr Janda encantó a los fans con el tema ‘La Ventana De Mi Amor’ (Okno mé lásky).

Mambo n° 5 de los jardines infantiles

En 1982, se produjo el incidente bélico entre Argentina y Gran Bretaña conocido como la Guerra de las Malvinas.

Petr Kotvald y Stanislav Hložek, foto: SupraphonPetr Kotvald y Stanislav Hložek, foto: Supraphon Pos su parte, España se afilió a la Alianza Atlántica y acogió el Mundial de fútbol en el que Italia ganó su tercer título.

La selección checoslovaca se despidió de España ya una vez terminada la fase de grupos. Y en casa les esperaba a los futbolistas un éxito que ese año arrasó fuertemente en el éter del país: la canción titulada ‘Las Muchachas de Nuestra Guardería’ (Holky z naší školky).

El tema interpretado por el dúo Petr Kotvald y Stanislav Hložek volvía locas a las muchachas y mujeres.

Exagerando podríamos decir que se trataba de una “versión infantil” del ‘Mambo n° 5’ del cubano Dámaso Pérez Prado, popularizado en los años 90 por Lou Bega.

Kotvald y Hložek enumeraban los nombres de las muchachas que conocieron desde los jardines de infancia y que consideraban siempre las más guapas, a pesar de conocer más tarde a muchas otras chicas en las escuelas básicas y secundarias, etc.

Redada contra los grupos de rock

Michal David, foto: Sony Music / BontonMichal David, foto: Sony Music / Bonton En 1983, Argentina retornó a la democracia, después de la caída de la dictadura una vez terminada la Guerra de las Malvinas.

Michael Jackson estrenó ese año su ‘Thriller’ que se ha convertido en uno de los vídeos musicales más exitosos de todos los tiempos…

…y en Checoslovaquia comenzó la persecución de las bandas de rock, impulsada por el artículo ‘La Nueva Ola con un Contenido Viejo’ (Nová vlna se starým obsahem) publicado por la revista Tribuna.

Mientras que numerosas bandas alternativas del país sufrían persecución y tenían prohibido tocar, en las listas de popularidad oficiales se impuso Michal David con su megaéxito, en el que expresaba el deseo de vivir para siempre. La pieza se llama ‘Nonstop’.

El repique de las campanitas de la felicidad

Darinka Rolincová, foto: SupraphonDarinka Rolincová, foto: Supraphon En 1984, el mundo seguía sumergido en la guerra fría. La Unión Soviética, la mayoría de los estados de Europa del Este, Cuba, Corea del Norte y Etiopía boicotearon los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en revancha por el boicoteo de la Olimpiada de Moscú cuatro años antes por parte de Estados Unidos y otros 65 países en protesta contra la invasión soviética a Afganistán.

Mientras que los deportistas checoslovacos pasaron muy mal ese año, la cultura nacional celebró un gran triunfo cuando el poeta Jaroslav Seifert se convirtió en el único escritor de este país en recibir el Premio Nobel de Literatura.

En el ámbito musical Karel Gott volvió a destacar en las listas de popularidad, esta vez con un dueto interpretado con la joven cantante eslovaca Darinka Rolincová, que entonces cumplió apenas 12 años de edad.

El tema se llama ‘Campanitas de la Felicidad’ (Zvonky štěstí).

La ‘Música’ en el año del inicio de la perestroika

El año 1985 se convirtió en un hito esencial para el desarrollo del bloque comunista de Europa del Este.

En la Unión Soviética llegó al poder Mijaíl Gorbatchov, artífice de la glásnost y la perestroika, o sea la liberalización y las reformas del sistema económico y político socialista, que presagiaba los cambios democráticos en dicha zona.

El 13 de julio de 1985 se efectuó uno de los mayores conciertos a nivel mundial de todos los tiempos.

Mejor dicho dos conciertos efectuados simultáneamente: uno en el Estadio de Wembley de Londres y otro en el Estadio JFK de Filadelfia. El objetivo del evento musical titulado ‘Live Aid’ fue recaudar recursos financieros para combatir la hambruna en Etiopía y Somalia.

En el evento seguido por unos dos mil millones de televidentes actuaron los grandes como U2, Queen, Led Zeppelin, Bob Dylan, David Bowie y Madonna, entre muchos otros.

Los intérpretes checoslovacos pudieron tan solo soñar con su actuación en dicho evento.

Karel Gott volvió a conquistar la cima musical del país en 1985 al lanzar la versión checa de ‘La Mia Musica’, del cantautor italiano Toto Cutugno.

La versión checa se llama simplemente ‘Música’ (Muzika).

Chernóbil, la mano de Dios y la ‘Fiesta’

sagvan Tofi, foto: Supraphonsagvan Tofi, foto: Supraphon En 1986 se produjo la peor catástrofe nuclear a nivel mundial cuando estalló un reactor de la planta de Chernóbil, en Ucrania. La contaminación nuclear afectó posteriormente a gran parte de Europa.

El estallido se cobró oficialmente a 31 víctimas humanas en el acto, pero se calcula que otras decenas y hasta miles de miles de personas fallecieron a causa de la radiación más tarde.

Es el año cuando Diego Maradona marcó dos de los goles más famosos de toda la historia de fútbol en los cuartos de final del Mundial de México entre Argentina e Inglaterra que ganaron los Albicelestes por 2-1.

Diego primero sacó “la mano de Dios” para marcar un gol irregular, pero aprobado por el colegiado, mientras que después sentenció el choque con un golazo tras regatear de manera fenomenal a seis contrincantes ingleses.

Aunque la selección checoslovaca no logró clasificarse para el Mundial de México, en este país se celebró ese año una fiesta grande. Por lo menos así se llamó la canción más popular checa de 1986 interpretada por Sagvan Tofi. Su ‘Fiesta’ (Večírek) tuvo un inconfundible sonido ochentero.

¿Dónde Estás?

Dalibor Janda, foto: SupraphonDalibor Janda, foto: Supraphon En 1987, el número de habitantes en la Tierra superó el límite de cinco mil millones. El entonces presidente de Costa Rica, Óscar Arias, fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz y en la ciudad argentina de Rosario nació Lionel Messi.

En Checoslovaquia fue puesta en marcha la ambulancia aérea. Comenzó la construcción de la planta nuclear de Temelín, mientras que en el circuito Masaryk de Brno se efectuó la primera carrera motociclista.

El cantante Dalibor Janda ese año buscaba con insistencia a su novia, preguntando sin cesar ‘¿Dónde Estás?’ (Kde jsi). Su pregunta terminó sin contestar…

Felices a pesar de la escasez de papel higiénico

En 1988 terminó la guerra irano-iraquí.

En Chile se efectuó el plebiscito que denegó a Augusto Pinochet un nuevo mandato e impulsó la celebración de elecciones presidenciales que anticiparon el fin de la dictadura militar en ese país.

En Praga se estrenó en directo el grupo Depeche Mode. Su presencia en Checoslovaquia confirmó cierta liberación del ambiente político-cultural, aunque el régimen seguía dispersando brutalmente las manifestaciones anticomunistas y en la cárcel falleció torturado a muerte el prisionero de conciencia Pavel Wonka.

Checoslovaquia sufría ese año una notable escasez de papel higiénico debido al incendio que afectó al mayor productor nacional de este utensilio.

Mientras que en el éter sonaba la canción con el estribillo que decía que ‘La Felicidad Es Una Cosa Bonita’ (Štěstí je krásná věc), interpretada por Richard Müller.

Miss Moscú y la nueva era

Jiří Korn, ‘Miss Moscú’Jiří Korn, ‘Miss Moscú’ Hemos llegado al fin de los años 80, que terminaron con la desintegración del bloque socialista en Europa del Este.

En Checoslovaquia se produjo en noviembre de 1989 la Revolución de Terciopelo que impulsó los cambios democráticos, que a la vez posibilitaron volver a presentarse ante el público a varios intérpretes exiliados o prohibidos por los censores comunistas.

En las listas oficiales ese año aún triunfó la canción titulada ‘Miss Moscú’, de Jiří Korn. Pero con la llegada de los años 90 ya comienza una nueva era de la música moderna checa.

El desarrollo de las nuevas tendencias podrán seguir con Radio Praga el próximo domingo.

12-02-2017