¿Tranvía o bus en la madrugada? Ningún problema, esto es Praga

24-07-2008

Tomar un tranvía o un autobús en Praga a altas horas de la madrugada no es problema, ya que ambos servicios funcionan toda la noche, lo que le resulta muy conveniente a Jonathan, por ejemplo, un mexicano que trabaja de barman y DJ y por eso es un ser noctámbulo.

Ya hemos hablado en este programa de lo bueno que es el sistema de transporte público en Praga, que está catalogado como uno de los mejores en Europa por eficiencia y puntualidad y siempre es mencionado por la comunidad latinoamericana como una de las ventajas de vivir en esta ciudad.

Ahora, a petición de nuestro buen amigo Jonathan, mexicano, que precisamente hoy está de cumpleaños, destacaremos otra faceta del transporte público capitalino: su funcionamiento nocturno.

“En la noche, a la hora que tú quieras, puedes regresar a tu casa, ya sea en tranvía o bus, vivas donde vivas, en el sur o en el norte de la ciudad, puedes llegar a tu casa tranquilamente, lo que a mí me gusta”.

Tal situación beneficia mucho a los trabajadores de la noche y seres noctámbulos de la capital checa, que son muchos, entre ellos, el mismo Jonathan, que es barman y DJ y siempre deambula de madrugada por la ciudad.

Jonathan dice que en su país la situación es muy distinta.

“A diferencia de Ciudad de México. Allá en la noche, cuando ya se cierra el metro, a veces pasa algún que otro autobús, pero después taxi, sino no hay otra forma”.

No deja de hacer la comparación Jonathan: si viviera en Ciudad de México y trabajara en lo mismo, de barman y DJ, la mayor parte de su sueldo se le iría en taxis. Cosa que no le sucede en Praga, porque aquí siempre hay un bus o un tranvía a la vuelta de la esquina, sea la hora que sea.

24-07-2008