Las checas son más directas y dicen las cosas por su nombre

07-08-2008

Cuando una mujer latinoamericana está llorando y su pareja le pregunta qué pasa, generalmente responde con un no pasa nada. En cambio, las checas acostumbran a decir lo que piensan y lo que sienten, según destaca Arturo, un músico chileno radicado en Praga.

Al pan, pan y al vino, vino. O decir las cosas por su nombre, sin pelos en la lengua. Eso es lo que destaca Arturo de la mujer checa, muy directa y decidida, a diferencia de la latinoamericana, más dada a esquivar el bulto, a callar, a jugar a los misterios.

“Hay dos palabras que yo siempre he tratado como de dejar de lado de las mujeres latinas o chilenas, en general, que son el no sé y el nada. Esas situaciones en las cuales te responden no sé o nada, que son tan efímeras. Muchas veces están llorando, tú preguntas ‘qué te pasa’ y dicen ‘no, no me pasa nada’. Y evidentemente pasa algo. Yo encuentro que eso es muy distinto en la mujer europea en general o tal vez en la mujer checa”.

La experiencia que acumula Arturo de su estadía en Praga, que ya va para los tres años, es muy positiva. Según enfatiza, las checas expresan sus sentimientos y eso favorece la comunicación.

“Te dicen qué le pasa, te conversan y se tratan de resolver las cosas de una manera más lógica y eso tal vez es por una cuestión de idiosincrasia y eso me acomoda mucho, lo prefiero mil veces a que las cosas se compliquen más con más enredos y cosas. Las mujeres checas son más directas, sí, y son más directas en todo aspecto: cuando quieren hablar contigo, cuando te quieren conocer o cuando simplemente desean darte un beso o qué sé yo”.

La canción dice: “La española cuando besa, es que besa de verdad”. Para Arturo, que es violinista, esa letra refleja mucho mejor la idiosincrasia de las checas.

07-08-2008