“Hay que enseñarles a los checos a comer con picante”

16-10-2008

Ahora que se celebra en Praga un Festival de Gastronomía Mexicana, es un buen momento para que dos chefs, uno extranjero y otro checo, exhorten a los habitantes de este país a que no le teman a la comida mexicana, que puede ser exótica, pero no muerde.

Ignacio Fuentes es un chef mexicano que vino a Praga a enseñarle a los checos a comer la verdadera comida de su país. Lo que desea Fuentes es que la gente que no conoce el chile se acerque de a poco y sin miedo a él. Y para eso hay que enseñarle cómo se hace.

“Porque no se les ha mostrado cómo, es que no les hemos dado la oportunidad de que lo conozcan. Les hablas de puro chile, picante y se asustan. La comida que hemos preparado es con chiles que trajimos de México. Entonces la idea es dar a conocer para que la gente vaya acostumbrándose a los sabores y luego ya pueda decir oye estábamos equivocados, es la fama que está muy picosa y que está muy ardiente, ¿verdad?”, dice Fuentes.

El Festival de Gastronomía Mexicana se realiza en el hotel President de Praga, cuyo chef, Milan Pešek, es un reconocido admirador de la cocina y la cultura de México.

“Me gusta mucho la mentalidad de la cocina mexicana, es como el pueblo mexicano en sí, y me gustaría que los checos aprendiéramos a comer comida mexicana, el picante puede ser exótico para nosotros pero es bueno y sano, yo no tengo problemas y la gente que no lo quiere probar no sabe lo que se pierde”, sostiene Pešek.

El Festival de Gastronomía Mexicana culmina este domingo 19. Y la idea, según Ignacio Fuentes y Milan Pešek, es que los checos tengan la oportunidad de probar sabores mexicanos originales.

16-10-2008