Curiosidades de las casas checas: ¿Dónde están las persianas y por qué a mi baño le falta la mitad de las piezas?

La primera vez que muchos latinos visitan casas checas se encuentran con una situación embarazosa. Además de tener que quitarse los zapatos y sentirse desnudos por pasear en calcetines, lo más comprometido es que de repente sientan la necesidad de utilizar el lavabo.

Y es que, una de las características de las casas checas es que tienen dos espacios para el baño, uno en el que colocan la bañera y el lavabo y otro en el que se encuentra sólo el wc. De manera que, puedes verte en la situación de necesitar el wc, haber preguntado, por ser más correcto por el lavabo, y estar en una habitación con la bañera y el lavabo, pero no con el deseado inodoro. Nos lo cuenta Arancha Campoy, una diseñadora de interiores española que trabaja en Praga.

“Me resultó super curioso ver que estaba separado el inodoro en una habitación aparte del cuarto de baño donde te lavas las manos. En un principio es un poco extraño, pero luego te das cuenta de que es una cuestión de intimidad”.

La luz y la falta de persianas es otro de los motivos estrellas entre las quejas de los latinos que viven por estas tierras. Un ejemplo es Nadia Vega, una estudiante española de intercambio en la República Checa. A esta chica le ha costado mucho adaptarse a la tremenda claridad que hay en Centro Europa en primavera sobre todo.

“Aquí es que es imposible dormir porque, no suele hacer sol habitualmente, pero cuando hace un rayito, hay un rayito de luz, enseguida me molesta. A parte aunque no haya sol, la claridad de por las mañanas cuando nieva o está el día nublado es demasiado fuerte para mí. No llego a entender cómo se han habituado a dormir sin persianas, porque yo necesito ponerme un antifaz, una camiseta, echarme el edredón, el cojín por encima,cualquier cosa, y no entiendo que a la gente no le moleste, porque aunque cierres los ojos luz sigue habiendo”.

Entre los estudiantes que vienen a pasar cortos periodos de tiempo a la República Checa, se dice por este motivo de la luz que después de vivir aquí, uno puede dormir en cualquier sitio. No es para tanto en realidad.

En cualquier caso, estas fueron sólo algunas de las diferencias de estar por casa entre la República Checa y los países hispanohablantes del programa de hoy. Un saludo, amigos.