¿Cuándo se come aquí?

11-09-2008

¿Qué horarios son estos? Eso es lo que se preguntan siempre los españoles y una parte de los latinoamericanos que visitan la República Checa y se enfrentan a la manera local de distribuir el tiempo.

Aquí se come a otras horas, y esta diferencia influye en otras cosas como el tiempo libre o las relaciones sociales. El primer ejemplo es el almuerzo, que en España tiene lugar a las dos o incluso más tarde, y que puede durar hasta dos horas, ya que es la comida principal del día. Javier Barceló. es español y cuando vino a pasar unos días en Praga le sorprendió la ligereza con la que se toman el almuerzo en la República Checa.

“La gente come mucho por la calle andando. O sea, no hay cultura de la comida del mediodía, de sentarse a comer y estar comiendo. La gente va como con un poco más de rapidez, más estrés”, comentó.

Así que en la República Checa no hay ni sombra de esa pausa larga que en España se toman por la tarde muchas empresas y establecimientos para que almuercen sus empleados. La sobremesa del mediodía es más bien corta y no muy sociable si la comparamos con la española. Pero claro, por otro lado, si se almuerza más pronto y se le dedica menos tiempo, también se cena antes: entre las 6:00 y las 7:00. Según nos cuenta Javier, esto cambia totalmente la manera de planificar el ocio entre semana

“Ellos adelantan las comidas con respecto a España. Entonces la sociabilidad de las personas es bastante diferente, porque empieza en otro horario, es decir, la gente en España cena a lo mejor a las 9:30 o 10:00 de la noche. Entonces salen a las 11:00 de la noche (entre semana, no hablamos de fines de semana). Aquí por ejemplo a las 6:00 de la tarde la gente cena, entonces tiene más tiempo para estar reunida. Hay bastante vida después de las cenas. En Valencia, en España, un día entre semana la gente por lo normal no suele quedar a tomar una cerveza o algo de eso”, explicó.

Así que ya saben: si son españoles o de algunos países latinoamericanos, como México por ejemplo, tengan cuidado al almorzar. A las dos ya no hay menú de mediodía y la comida sale bastante más cara. Y a quien se le ocurra ir a cenar a las diez probablemente se encontrará con la cocina cerrada.

11-09-2008