Un gol ilegal acerca al Pilsen al título

11-04-2016

Una gran polémica se armó en la 24ª jornada de la liga checa de fútbol, cuando el líder de la clasificación, el Pilsen, marcó el gol de empate en Zlín tras una clara mano. Los locales además tuvieron que terminar con diez debido a la expulsión de Matejov por protestas y los cerveceros aprovecharon la ventaja para triunfar al final por 1-2.

Zlín - Pilsen, foto: ČTKZlín - Pilsen, foto: ČTK A seis jornadas para el fin de la liga, el líder de la clasificación se encontró en una situación muy difícil. En la cancha de Zlín, empapada de agua, se durmió y estaba perdiendo por 0-1 desde el minuto 9 al recibir un gol de Poznar.

El campeón luego presionó al rival, pero no pudo ver la puerta local hasta transcurrida una hora de juego cuando sucedió el momento decisivo del choque. Petržela tocó el balón con la mano antes de marcar el gol de empate. Los locales protestaron con tanta vehemencia que el defensa Matejov vio la segunda amarilla y tuvo que irse prematuramente a los vestuarios.

Milan Petržela, foto: ČTKMilan Petržela, foto: ČTK El Pilsen luego aprovechó la ventaja numérica en el minuto 74, cuando Vaněk sorprendió al guardameta Dostál con un tiro no muy peligroso de media distancia.

Los rojiazules así lograron una victoria de mucho peso y dieron otro paso hacia el título, según indicó el zaguero Roman Hubník.

“Ha sido un partido muy difícil, porque el rival marcó un gol tempranero y luego tuvimos que conquistar su puerta. En la primera parte nos creamos solo una oportunidad, pero en el segundo tiempo logramos remontar. Es un triunfo muy apreciado”, dijo.

El Sparta vuelve a vivir la pesadilla de Villareal

Sparta de Praga - FC Příbram, foto: ČTKSparta de Praga - FC Příbram, foto: ČTK También el perseguidor del Pilsen, el Sparta, tuvo que remontar al encajar un gol ya en el minuto 3 en el partido contra el Příbram.

Al igual que en la ida de los cuartos de final de la Europa League en Villareal, el guardameta David Bičík cometió un tremendo error nada más empezar el encuentro. Pero a diferencia del partido en España, esta vez el Sparta logró remontar en el segundo tiempo con los goles de Dočkal (min. 66) y Lafata (min. 86).

Aun así, el entrenador Zdeněk Ščasný se mostró insatisfecho tanto con el rendimiento del guardameta como con el de la ofensiva roja.

Zdeněk Ščasný, foto: ČTKZdeněk Ščasný, foto: ČTK “David sabe que cometió otro gran error. Acabamos de verlo en el vídeo, ¿qué quieren que les diga? Vivimos lo mismo en segundo partido consecutivo. Nos hemos complicado mucho la situación, porque sabíamos que el Příbram al marcar se atrincheraría ante su puerta. Además del error de David, falló la línea ofensiva. Así que no le echaría la culpa solo a él, porque hemos derrochado un montón de ocasiones para marcar”, expresó.

Gracias a la remontada, el Sparta, con un partido menos, se mantiene a una distancia de nueve puntos por detrás del Pilsen.

Pero ahora los rojos ya centran su atención plenamente en la vuelta de los cuartos de final de la Europa League, en la que tratarán de remontar en casa el 1-2 de la ida en Villareal.

11-04-2016