Triunfo contundente de Bauer en el Tour de Ski

07-01-2008

El esquiador de fondo Lukáš Bauer triunfó de manera contundente en la clasificación absoluta del Tour de Ski, mientras Šárka Záhrobská terminó en quinto lugar en el eslalon de la Copa Mundial, disputado en Bohemia del Norte.

Bauer gana con una ventaja de casi tres minutos

Lukáš Bauer (Foto: CTK)Lukáš Bauer (Foto: CTK) Lukáš Bauer se impuso en cinco de las ocho competiciones del Tour de Ski, que incluye ocho carreras de varios estilos durante diez días. Este domingo, el fondista checo pasó como primero la meta de la última prueba de persecución en la pista de 10 km, estilo libre, teniendo una ventaja de casi tres minutos.

Bauer subió a la empinada pista de Alpe Cermis, en Italia, sin dar muestras de cansancio, y disfrutó de su victoria en la recta final portando una bandera checa en la mano y saludando a la afición, aunque confesó que el último tramo fue muy difícil.

Lukáš Bauer (Foto: CTK)Lukáš Bauer (Foto: CTK) “Al subir a la pista estaba luchando con la idea de dar media vuelta y descender, porque desde que empecé a subir sentía cómo iba perdiendo las fuerzas. Después me sorprendí al enterarme de que tenía una ventaja de tres minutos, eso me ayudó mucho”, dijo Lukáš Bauer.

Gracias a la victoria, el checo ocupa en la clasificación absoluta de la Copa Mundial la primera posición con una ventaja de 301 puntos por encima del noruego Tor Arne Hetland.

 

Záhrobská ha superado problemas con la vista

Šárka Záhrobská (Foto: CTK)Šárka Záhrobská (Foto: CTK) Por su parte, la esquiadora Šárka Záhrobská, logró este domingo el quinto lugar en el eslalon en una carrera de la Copa Mundial disputada en Špindlerův Mlýn, al Norte de Bohemia.

En la Noche Vieja, la competidora sufrió una herida en el ojo derecho al bautizar con una botella de champán la pista de Aldrov, en Moravia. Los cristales rotos le cortaron el párpado, en donde le pusieron cuatro puntos de sutura y debe competir con un lente especial que le protege la herida.

Šárka Záhrobská (Foto: CTK)Šárka Záhrobská (Foto: CTK) La esquiadora expresó que se ha acostumbrado al protector y que ya puede abrir el párpado casi normalmente, por lo que fue capaz de conseguir un buen resultado ante la afición local.

“Agradezco mucho a los hinchas por su apoyo. En la pista habitualmente no suelo oír gritos de la afición, pero aquí sí los oí, y la atmósfera fue fantástica”, indicó Záhrobská.

La checa ocupa actualmente la duodécima posición de la clasificación absoluta de la Copa Mundial. Las próximas carreras de la serie se disputarán el próximo fin de semana en Maribor, Eslovenia.

07-01-2008