Sebrle alcanza la única medalla checa en el mundial de Atletismo de Moscú

13-03-2006

La República Checa alcanzó una medalla en el Mundial de Atletismo en Pista Cubierta de Moscú, gracias al heptatlonista Roman Sebrle. Debido al mal tiempo, tres de los ocho partidos de la Primera División Checa fueron aplazados.

Sebrle se adjudica el bronce en Moscú

Roman Sebrle (Foto: CTK)Roman Sebrle (Foto: CTK) Roman Sebrle se adjudicó la medalla de bronce en el Mundial de Atletismo en pista cubierta, disputado el fin de semana en la capital rusa, Moscú. El alemán Andre Niklaus se hizo con el título al batir cuatro marcas personales en las primeras cuatro disciplinas y gracias al fenomenal rendimiento dado en las dos últimas pruebas: Tras superar los 5 metros 30 centímetros en pértiga y tras su esfuerzo final en la última vuelta en la pista de 1000 metros, dejó atrás tanto a Sebrle como al estadounidense Bryan Clay, considerado como el mayor favorito de la competición.

"Niklaus me impactó, no es que no hubiera contado con él, lo que pasa es que no esperaba que batiera cuatro marcas personales", expresó el heptatlonista checo Roman Sebrle una vez terminada la carrera.

Roman Sebrle con su medalla de bronce (Foto: CTK)Roman Sebrle con su medalla de bronce (Foto: CTK) Pese a que el checo no haya logrado defender el título mundial en pista cubierta, su técnico Dalibor Kupka se mostró satisfecho por haber conseguido, por lo menos, una medalla.

"Roman estuvo enfermo antes del Campeonato, sufrió una virosis en enero y febrero, e incluso habíamos considerado la posibilidad de que no participara en la competición. Al final luchó por la medalla de plata, aunque el bronce es asimismo un resultado muy bueno", dijo el técnico de uno de los más exitosos deportistas checos de toda la historia.

 

Expulsado por salirse dos veces prematuramente de la barrera

Foto: CTKFoto: CTK Debido al mal tiempo y a las altas capas de nieve que cubrieron el fin de semana las canchas de fútbol, tres de los ocho partidos de la Primera División tuvieron que ser aplazados. El líder actual, Slovan Liberec, aumentó su ventaja en nueve puntos, al derrotar en casa al Baník de Ostrava por 1-0, marcando el gol de una situación bastante curiosa a balón parado.

El defensa de los huéspedes, Pavel Besta, se salió dos veces prematuramente de la barrera y fue expulsado por doble amonestación con tarjeta amarilla. Los locales aprovecharon después el lío causado en las filas del Baník y a la tercera vez marcaron de un saque directo con un tiro al ras de la tierra. El jugador expulsado resaltó que nunca había vivido una situación parecida.

Pavel Besta (atrás) y Jan Holenda (Foto: CTK)Pavel Besta (atrás) y Jan Holenda (Foto: CTK) "Es una pena que hayamos perdido por 1-0 por culpa de un gol de un saque libre en el minuto 93. Los locales jugaron bajo una enorme presión, y fue un partido igualado, como mínimo merecíamos un punto", indicó el defensa del Baník.

El Liberec está a la cabeza de una tabla muy incompleta de la Primera Divisón. Debido al mal estado de las canchas, por ejemplo, el Baník jugó dos partidos menos que el actual líder. Por su parte, el Blsany, que ocupa el último puesto, apenas jugó uno de los cuatro partidos de la parte otoñal.

13-03-2006