Satoranský, el único checo en la NBA, refuerza su posición en Washington

Tomáš Satoranský, el único jugador checo en la NBA, sigue mejorando su posición durante su segunda temporada en los Washington Wizards.

Tomáš Satoranský, foto: ČTKTomáš Satoranský, foto: ČTK Tomáš Satoranský está pasando por su mejor momento en la NBA. Durante el primer año en la primera liga estadounidense, Satoranský jugó en promedio 12 minutos por partido y sumó casi 3 puntos y 1.5 asistencias y rebotes.

Después de la lesión de la superestrella y uno de los máximos anotadores de los Wizards, el base John Wall, Satoranský juega aproximadamente 20 minutos por partido y está prácticamente duplicando todas sus estadísticas. Así lo comenta el mismo Satoranský.

"Todos tuvimos que aceptar el nuevo papel durante la ausencia de John, quien tiene que ir a una operación de rodilla y se supone que va estar fuera de seis a ocho semanas. Entonces cada uno tuvo que asumir la responsabilidad y mejorar su juego. Hasta ahora hemos tenido éxito".

Recientemente Satoranský llamó la atención al asumir un papel predominante cuando anotó 19 puntos en el partido contra el Orlando Magic con 7 de 9 tiros de campo. Además repartió 6 asistencias y añadió también 3 rebotes. Todo eso lo logró en solo 25 minutos.

"Fue uno de los partidos en los que te sale todo. En el início hice unos tiros faciles, me ayudaron mis compañeros. Gracias a ello luego sentí más confianza durante el resto del partido".

Tomáš Satoranský (a la derecha), foto: ČTKTomáš Satoranský (a la derecha), foto: ČTK El único checo que logró anotar más puntos en la más prestigiosa competición del mundo fue Jiří Welsch. A Satoranský le faltaron solo 5 puntos para igualar la mejor marca de Welsch. Sin embargo, la nueva estrella del baloncesto checo no lo considera importante.

"Supongo que ni el propio Jirka se acuerda de cuántos puntos anotó entonces. Puede estar tranquilo, creo que es lo último que realmente le importa".

Satoranský, a pesar de tener solo 26 años de edad, ya se puede considerar un jugador con mucha experiencia. Con 18 años empezó a jugar en el Betis Sevilla en España. Posteriormente se convirtió en una de las estrellas de la Liga ACB y pasó a ser la parte fundamental del equipo de Barcelona. Allí fue madurando y mejorando todos los aspectos de su juego.

En 2016 se convirtió en el cuarto jugador checo en la prestigiosa NBA después de Jiří Zídek, Jiří Welsch y Jan Veselý. Durante el primer año aprovechó la oportunidad y empezó a formar parte de la segunda unidad de los Wizards. Ahora, cuando el primer base John Wall no está, Satoranský parece haber asumido la responsabilidad, es muy eficaz en todos los aspectos de juego y los Wizards con él ganaron ya 5 partidos consecutivos.