Roland Garros: Petra Kvitová se despide en cuarta ronda

30-05-2011

No pudo ser. La tenista Petra Kvitová tenía la gran oportunidad de su vida de meterse en los cuartos de final de Roland Garros por primera vez, pero cayó este lunes ante la china Li Na en tres sets, por 6-2, 1-6 y 3-6, en un partido que tenía en el bolsillo.

Petra Kvitová, foto: ČTKPetra Kvitová, foto: ČTK En un cuadro femenino cuyas principales figuras han caído en las rondas preliminares, y donde la mejor sembrada que sobrevive es la bielorrusa Viktoria Azarenka, la número cuatro, la checa Petra Kvitová, favorita número nueve, tenía buenas posibilidades de hacer historia y meterse en los cuartos de final por primera vez en su carrera.

Incluso tenía una ventaja de 3-0 en el tercer set, el definitivo, pero la dejó escapar y se dejó remontar por la china Li Na, la favorita número seis. El resultado final fue 6-2, 1-6 y 3-6, favorable a la jugadora oriental.

Li Na, foto: ČTKLi Na, foto: ČTK Petra Kvitová había vencido hace poco a Li Na, en el Abierto de Madrid, torneo que finalmente ganó y que le permitió entrar en el top ten.

Pero ahora, quizás víctima del nerviosismo o de las prisas por rematar un partido que tenía en el bolsillo, mordió el polvo de la derrota.

El sábado, tras vencer a la estadounidense Vania King en tercera ronda, por 6-4 y 6-2, Petra Kvitová se había mostrado feliz con la pista y con el público y con muchas ganas de seguir avanzando.

“Para decir la verdad, me sorprendió la gran cantidad de gente que vino a ver el partido, pero no me ha intranquilizado, para nada. Tampoco me molesta, todo lo contrario, me hizo ilusión que haya venido tanta gente. La pista siete, donde jugué, y las gradas son bonitas, la atmósfera fue bulliciosa, me ha gustado”.

Lukáš Rosol, foto: ČTKLukáš Rosol, foto: ČTK Con esta derrota de Petra Kvitová ante Li Na, ya no quedan checos en sencillos en París. En el cuadro masculino, la última esperanza nacional, Lukáš Rosol, cayó eliminado el sábado en la tercera ronda, ante el argentino Juan Ignacio Chela, por 2-6, 4-6, 6-3 y 6-7.

Rosol sucumbió, principalmente, debido a sus dolencias físicas, como él mismo indicó.

“No me sentí bien. Estaba demasiado lento, las piernas no me funcionaban, me dolía el hombro debido a los partidos difíciles anteriores. Esperaba que al tomar mi ritmo de juego pudiera imponerme, pero no fue así”.

Juan Ignacio Chela no esperaba entrar en los octavos de final, como él mismo declaró.

Juan Ignacio Chela, foto: ČTKJuan Ignacio Chela, foto: ČTK “Mi carrera está hecha, es como un bonus todo lo que hago ahora. Lo vivo más relajado”, sostuvo el veterano argentino, de 32 años. Y en relación al partido, dijo que Rosol empezó nervioso y se equivocó mucho.

“Enseguida me puse un set arriba y 4-0, pero luego cambió mucho el partido en el tercer set, el checo empezó a jugar mejor y se complicó un poco, por eso el encuentro se hizo peleado y sufrido hasta el final”, agregó el argentino.

Ahora Chela se enfrenta en octavos de final a otro sudamericano, el colombiano Alejandro Falla.

30-05-2011