República Checa disputará con Bélgica la clasificación al mundial de 2002.

08-10-2001

La República Checa disputará con Bélgica su pase al Mundial de fútbol del 2002, tras ubicarse al cierre de las eliminatorias en el segundo lugar de su grupo. En el último partido por esa fase, disputado el sábado en Praga, los checos golearon a Bulgaria por 6:0 asegurándose su participación en la repesca de noviembre

Lo que comenzó con un gran signo de interrogación, a poco de haberse iniciado el partido se convertía en un cuento de hadas: no habían transcurrido aún 30 minutos de juego y la República Checa se encontraba arriba en el marcador por 3:0. No sólo ganó, goleó y gustó, sino que con ese resultado los checos aún mantienen vivas las esperanzas de clasificarse para el Mundial de Japón y Corea. Tras el partido, el capitán de la selección checa, Pavel Nedved, atribuyó el desempeno del equipo a la gran preparación técnica efectuada antes del partido.

Pavel NedvedPavel Nedved "Se pudo ver que teníamos una gran voluntad de ganar y una excelente concentración. Sin embargo, creo que si no hubiésemos anotado dos goles tan rápidamente al inicio, el resultado habría diferente", declaró Pavel Nedved al término del partido.

Por su parte los belgas están consientes de que el repechaje frente a la República Checa no será nada fácil. "El equipo de Jan Koller tiene grandes figuras", escribió el fin de semana el diario belga La Derniere Heure, refiriéndose al ex jugador checo del Anderlecht de Bruselas, quien, dicho sea de paso, no actuará ante los belgas debido a la suspensión de cuatro partidos por mala conducta que ordenada por la FIFA.

Bélgica conoce muy bien a sus próximos rivales, no sólo a través de Jan Koller, ganador el año pasado del trofeo Balón de Oro del fútbol de ese país, sino por la gran cantidad de futbolistas checos que han militado en clubes belgas. Sin embargo, la selección checa no dejó muy buena impresión en los estadios belgas durante la pasada Eurocopa. Es de esperar que esta vez los checos cosechen allá un buen resultado y que el fútbol de este país, tras 10 años de espera, vuelva a brillar en un campeonato mundial.

 

08-10-2001