Mundial de Hockey: Chequia pierde el bronce frente a EE.UU.

18-05-2015

Se esfumó el sueño de la selección checa de hockey sobre hielo de conquistar en casa una medalla mundial. El cuadro nacional cayó el sábado frente a Canadá en las semifinales y al día siguiente no logró ni siquiera la reconciliación de bronce tras perder contra EE.UU. en la lucha por el tercer lugar.

Con un regusto de patatas en el paladar

Foto: ČTKFoto: ČTK La medalla de patata. Así se llama en la jerga deportiva checa el premio que imaginariamente recibe el que termina en cuarto lugar.

Después de derrotar en los cuartos de final a Finlandia en una batalla trepidante, el cuadro nacional de hockey sobre hielo no volvió a complacer a la eufórica hinchada local en el campeonato de Praga y se quedó con el regusto de patatas en el paladar, una vez terminado el campeonato.

Tras caer sucesivamente ante Canadá y EE.UU. los checos quedaron con la manos vacías y muy abatidos, según lo expresó en nombre de todos el arquero Ondřej Pavelec.

De derecha: Tomáš Plekanec y Jan Kolář, foto: ČTKDe derecha: Tomáš Plekanec y Jan Kolář, foto: ČTK“Naturalmente, nos da mucha pena. A mí personalmente me da más pena la caída ante Canadá en las semifinales. Habría sido bonito lograr una medalla, además aquí en Praga. Pero los mejores seis equipos del mundo hoy están tan igualados que la medalla la puede ganar cualquiera. Qué le vamos a hacer”, mencionó.

Los checos lo dieron todo el sábado para sorprender a la favorita Canadá, pero al final cayó por 0-2 ante el omnipotente equipo de la hoja de arce, que se hizo posteriormente con el título tras destrozar a Rusia por un contundente resultado de 6-1.

El “déjà vu” del año pasado

De izquierda: Jakub Nakládal, Vladimír Růžička y Ondřej Pavelec, foto: ČTKDe izquierda: Jakub Nakládal, Vladimír Růžička y Ondřej Pavelec, foto: ČTK El domingo los anfitriones no lograron marcar gol ni en la lucha por el tercer lugar frente a EE.UU. y cayeron por 0-3. El cuadro nacional repitió así el resultado del año pasado, cuando también terminó en cuarto lugar sin lograr marcar gol en sus últimos dos partidos del campeonato. En Bielorrusia perdió por 0-3 sucesivamente primero contra Finlandia y luego contra Suecia, según recordó el seleccionador, Vladimír Růžička.

“Nos tocó el mismo destino que el año pasado. Si no marcamos goles no podemos ganar. En los cuartos de final anotamos cinco tantos y ahora nada. Sin goles no hemos tenido de dónde sacar un impulso, eso es lo esencial. No sé explicármelo”.

Ni siquiera el fenomenal Jaromír Jágr fue capaz de romper el muro norteamericano el fin de semana y dar por lo menos una esperanza al equipo local.

Jágr, el jugador más útil de todo el campeonato

Pero aun así, el veterano de 43 años jugó un campeonato fantástico. El delantero del Florida Panthers marcó seis goles y tres asistencias y recibió el premio para el jugador más útil de todo el Mundial dejando en sombra a las estrellas de la talla del canadiense Sidney Crosby o el ruso Aleksandr Ovechkin.

Jaromír Jágr, foto: ČTKJaromír Jágr, foto: ČTK A pesar de ser aclamado como héroe nacional, Jágr reiteró que en Praga vistió la camiseta nacional por última vez debido a su avanzada edad y que nadie lo convencerá para cambiar de opinión.

“Estáis locos, si yo ya no puedo. En Praga lo he dado todo, pero ha llegado el tiempo de retirarme. Aquí al final jugué porque me dejé convencer en parte por la hinchada. También mi padre quería que jugara, así como mi compañero Martin Ručinský. Con él jugamos con la selección desde los 16 años, en las diferentes categorías de edad. Pocas veces te toca tanta suerte de jugar con alguien durante un cuarto de siglo. Es una pena que él al final no haya podido jugar, habría sido un hermoso punto final común”.

Foto: ČTKFoto: ČTK A pesar de no poder despedirse con una medalla de la hinchada local, Jaromír Jágr, disfrutó mucho del campeonato ante las gradas locales.

“Los fans me han enviado a Facebook un montón de fotos de sus hijos pequeños que iban a dormir a la cama con el equipamiento de hockey puesto. Eso es lo más hermoso. Si lo piensas, en general, el resultado no es tan importante. ¿Quién se va a acordar de lo que pasó hace diez años? Pero los niños pequeños, que siguen el hockey y les empieza a gustar y puede que les cambie la vida, encontrarán sus ídolos. No van a vagar por las calles, sino que practicarán deporte, eso sí que es importante”, indicó uno de los mejores deportistas checos de todos los tiempos.

18-05-2015