Martina Sáblíková rompe su propio récord mundial

21-02-2011

La patinadora checa Martina Sáblíková sigue sorprendiendo. El fin de semana, en una competencia en Salt Lake City, Estados Unidos, batió su propio récord mundial en los 5.000 metros, con un impresionante tiempo de seis minutos, 42 segundos y 66 centésimas, casi tres segundos menos que el anterior.

Martina Sáblíková, foto: ČTKMartina Sáblíková, foto: ČTK Martina Sáblíková viajó de Calgary, Canadá, a Salt Lake City, EE.UU., con una preocupación. En Canadá había caído en la prueba de los 5.000 metros, donde siempre es favorita, donde es la reina indiscutida, en la que ostenta el récord mundial.

Debido a esa caída, llegó solo en la séptima posición en esa prueba, lo que significó una medalla de bronce en la competencia, en la que defendía el oro.

Pues llegó a Salt Lake City, en Utah, una pista que se le da muy bien, dispuesta a recuperarse, a demostrar que es la mejor. Y vaya si lo hizo.

Batió su propio récord mundial en su prueba preferida, con un tiempo de 6:42,66. Su récord anterior, obtenido en los campeonatos mundiales de 2007, era de 6:45,61.

En declaraciones a la prensa, tras consumada su hazaña, Sáblíková dijo que no se creía el tiempo que había hecho, ya que se sintió muy cansada cuando patinaba.

“La carrera fue una locura. Las primeras cinco vueltas fueron tranquilas y patiné muy bien, ligera, pero pasada la meta de los tres mil metros, empecé a sentir un enorme cansancio, pensé que no lo lograría. Así que cuando gané, me sentí feliz y aliviada”, sostuvo Sáblíková.

La patinadora checa, de 23 años, había impuesto su récord anterior en esta misma pista, en la que también se disputaron los Juegos Olímpicos de 2002. Sin duda, una pista con magia, especialmente para la patinadora nacional.

21-02-2011