Liga Gambrinus: el Sparta pierde y complica su opción al título

04-04-2011

Tras perder a domicilio frente al Jablonec por 2-1, el Sparta empezó a despedirse del título liguero, que aún confiaba en revalidar este año. El Pilsen ya le saca ocho puntos de diferencia en la cima, gracias a su abultado triunfo ante el colista Ústí nad Labem por 0-5.

Foto: ČTKFoto: ČTK Desaparecido el Slavia, adormecido el Sparta, es el Pilsen el líder indiscutido del fútbol checo y casi el más seguro campeón de la liga esta temporada.

Aunque, matemáticamente, todavía tiene opciones, el Sparta comenzó a batirse en retirada en su intento de revalidar el título este año, debido a su pobre presentación en su visita al feudo del Jablonec.

Y el Jablonec, que le respira en la nuca al Sparta en la tabla de posiciones, se empieza a postular como posible subcampeón, aunque todavía debe trabajar para desplazar al Sparta de la segunda posición y se mantiene, expectante en el tercer lugar.

La diferencia entre el Pilsen y el Sparta en la cima es como la del Barcelona y el Real Madrid en la liga española: ocho puntos, así que nadie espera el milagro y todos ya saben quién será el campeón, en ambas ligas.

Jozef Chovanec, foto: ČTKJozef Chovanec, foto: ČTK Jozef Chovanec, el taciturno técnico del Sparta, no puso reparos en la derrota de su equipo ante el Jablonec, que significó el adiós casi definitivo al título este año.

“Volvió a ponerse en evidencia que los partidos que jugamos en Jablonec siempre son difíciles para nosotros. Ha sido un partido agresivo y duro. En el juego había tres puntos muy importantes, y los ganó al final el equipo local. En cuanto al gol decisivo, el jugador del Jablonec se impuso de manera bastante agresiva, y siempre depende del árbitro si cobra falta o no. Creo que de haberlo juzgado como falta, el encuentro habría terminado con un empate”.

En tanto, el estratega del Jablonec, un eufórico František Komñacký, celebró la entrega de sus jugadores en un triunfo que les consolida en el tercer lugar y los acerca al Sparta, con vistas a la fase previa de la Liga de Campeones del próximo semestre.

Foto: ČTKFoto: ČTK “Uno no logra derrotar al Sparta cada semana. Debo decir que nos costó mucho trabajo, mucho esfuerzo, sobre todo, al final del choque, cuando el Sparta nos puso bajo una enorme presión y temía que no la íbamos a aguantar. Pero creo que merecimos triunfar por nuestra voluntad de ganar”.

La victoria del Jablonec no estuvo exenta de polémica, como recordaba Jozef Chovanec. En el 2-1 decisivo del jugador local Jan Vošahlík, todo el equipo visitante comenzó a discutir algo distinto: que fue mano, que fue falta, que fue fuera de juego.

El que más protestó fue un airado Jaromír Blažek, el portero del Sparta, foto: ČTKEl que más protestó fue un airado Jaromír Blažek, el portero del Sparta, foto: ČTK Pudo haber sido falta, pero ni mano ni off-side. Vošahlík, que marcó los dos goles de su equipo ante el Sparta, arremetió contra el último hombre rojo en su intento por hacer que el balón cruzara la línea, y parece infracción, aunque el árbitro decidió no cobrar.

El que más protestó fue un airado Jaromír Blažek, el portero del Sparta, que persiguió por toda la cancha al árbitro reclamando una inexistente mano de Vošahlík. Se ganó una muy merecida cartulina amarilla.

El Pilsen decidió brindar todo un espectáculo de juego y goles en su visita al Ústí nad Labem, foto: ČTKEl Pilsen decidió brindar todo un espectáculo de juego y goles en su visita al Ústí nad Labem, foto: ČTK Y por si fuera poco, el Pilsen decidió brindar todo un espectáculo de juego y goles en su visita al Ústí nad Labem, al que derrotó por 0-5, lo que significa un gran paso adelante en pos del título y la consagración.

El Slavia, por su parte, sigue a la deriva y empató sin goles en casa ante el Hradec Králové. Y en la parte baja de la tabla, sigue muy rezagado el Ústí, que como ya vimos fue masacrado por el Pilsen.

04-04-2011