Las debutantes empujan a Chequia a las semifinales de la Copa Federación

El equipo checo de tenis pasó cómodamente a las semifinales de la Copa Federación tras derrotar este fin de semana en Quebec a Canadá por 0-4. Las checas lucharán por la final en casa contra Francia, que en Génova logró remontar el 0-2 frente a Italia.

Karolína Plíšková ganó dos puntos para el equipo checo. Foto: ČTK.Karolína Plíšková ganó dos puntos para el equipo checo. Foto: ČTK. Aun sin sus mayores estrellas Petra Kvitová y Lucie Šafářová, el equipo femenino checo de tenis cumplió con el rol de favorito en la contienda contra una Canadá sin Eugenie Bouchard.

Karolína Plíšková, con dos puntos, y Tereza Smitková, con uno, reemplazaron eficazmente a sus compañeras más experimentadas. Ambas jugadoras no perdieron ni un set en su debut en la Copa Federación y lograron el pasaporte a las semifinales una vez terminados los tres primeros individuales disputados en Quebec.

En la jornada inicial, Plíšková derrotó a Françoise Abanda por 6-2 y 6-4, mientras que Tereza Smitková barrió a Gabriela Dabrowski por 6-1 y 6-2. Al día siguiente Plíšková, número 22 mundial, agregó al punto decisivo al doblegar a Dabrowski por 6-4 y 6-2. El dúo Allertová – Hradecká al final selló el triunfo checo al vencer a la pareja local Dabrowski – Abanda por 6-1 y 7-6 (2).

A Chequia le tocará una Francia fuerte y equilibrada

Kristina Mladenovic ayudó a empujar a Francia a las semifinales contra Chequia. Foto: Yann Caradec, Wikimedia CC BY-SA 2.0.Kristina Mladenovic ayudó a empujar a Francia a las semifinales contra Chequia. Foto: Yann Caradec, Wikimedia CC BY-SA 2.0. Las defensoras de título checas se cruzarán en las semifinales con una Francia que logró remontar en Italia el 0-2 del sábado para imponerse por 3-2. Las francesas Kristina Mladenovic y Caroline García el domingo triunfaron en sus respectivos individuales (contra Errani y Giorgi, respectivamente) para lograr el punto decisivo en el dobles contra la pareja número uno del mundo, Errani – Vinci.

El capitán checo Petr Pála advierte que Francia será un rival difícil, aunque las checas disfrutarán de la ventaja de jugar en casa.

“Jamás hemos logrado ganar en Italia, así que debemos tener cuidado. Francia tiene un equipo equilibrado. Dispone de tres jugadoras buenas para los individuales y una pareja fuerte para el dobles. Pero si uno quiere triunfar ha de derrotar a los mejores. No sé dónde jugaremos, pero sé que será una contienda difícil. Espero que vengan a apoyarnos muchos fans, porque creo que va a ser una contienda bonita. ¡Si en el juego estará la final!”, indicó el capitán.

Superficie dura, una opción natural para las semifinales

El equipo checo de tenis (de izquierda): Denisa Allertová, Karolína Plíšková, Petr Pála, Tereza Smitková y Lucie Hradecká. Foto: ČTK.El equipo checo de tenis (de izquierda): Denisa Allertová, Karolína Plíšková, Petr Pála, Tereza Smitková y Lucie Hradecká. Foto: ČTK. Todo indica que, como de costumbre, el equipo checo volverá a optar por la superficie dura, aunque el capitán por el momento rechazó dar una respuesta definitiva.

“Es lo clásico: una superficie en la que aún no hemos perdido en casa. Así que no la cambiaría. Pero cómo pudieron ver, ellas se impusieron incluso en tierra batida y es difícil buscar una superficie que les siente mal a sus jugadoras. Así que simplemente optaremos por una superficie que nos conviene a nosotros sin tomar en cuenta sus puntos débiles”, señaló Pála.

Además de jugar en casa, otra de las ventajas del equipo checo debería ser la presencia de sus mejores raquetas, Petra Kvitová y Lucie Šafářová, número 4 y 15 mundial, respectivamente.

La contienda contra Francia se jugará entre el 18 y 19 de abril. En la segunda semifinal, Rusia, que se impuso por 0-4 en Polonia, se enfrentará a una Alemania que destrozó en casa a Australia por 4-1.