La liga checa de fútbol cambiará notablemente en 2018

12-04-2017

Hacer la liga de fútbol más atractiva. Eso se propone el nuevo formato de la Primera y Segunda División que será introducido en la República Checa a partir de la temporada 2018-2019. El nuevo modelo fue aprobado con una mayoría aplastante por la Asociación de la Liga.

Dušan Svoboda, foto: ČT24Dušan Svoboda, foto: ČT24 El nuevo formato de la liga checa de fútbol dividirá el torneo en dos fases a partir de 2018. La primera etapa mantendrá la clasificación de 16 equipos con el sistema de todos contra todos de ida y vuelta.

En la segunda etapa se enfrentarán los seis primeros clubes entre sí, solo a un choque, manteniendo los puntos logrados en la primera fase.

De la misma forma los peores seis clubes formarán un grupo, que luchará por la permanencia. El último descenderá directamente, mientras que los equipos en 14ª y 15ª posición pasarán a la repesca contra el 2º y 3er club de la Segunda División, respectivamente, cuyo ganador se colará directamente entre la élite.

“No se trata de una revolución, más bien de una evolución de la liga”, destaca Svoboda.

El cambio fue aprobado por 30 de los 32 equipos que participaron en la votación, subraya el Presidente de la Asociación de la Liga Checa de Fútbol, Dušan Svoboda.

“Yo decía que iba a pedir un acuerdo mayoritario. Creo que el resultado de 30-2 es una mayoría considerable y espero que el futuro convenza a los dos clubes restantes que el cambio será beneficioso”, señaló.

En contra del cambio votaron solo los clubes de Opava y Znojmo a los que no les gusta que la Segunda División tenga garantizado solo un lugar para el ascenso directo entre la élite.

Las ventajas y desventajas

Pero esta medida puede considerarse también como ventaja, según subrayó el director ejecutivo del Táborsko, Tomáš Samec.

“El nuevo sistema ofrecerá sin duda más partidos atractivos tanto en la Primera como en la Segunda División. La verdad es que la Segunda División así perderá un lugar seguro de ascenso, pero por otro lado, gracias a la repesca, podrán ascender a la Primera División hasta tres equipos. Creo que es un paso en buena dirección para el fútbol checo”, afirmó.

Foto: Kristýna MakováFoto: Kristýna Maková El jefe de la Asociación de la Liga espera, además, que el nuevo formato les venga bien también a los jugadores.

“Con frecuencia oigo decir a los futbolistas que les gusta más jugar que entrenar, así que espero que aplaudan este nuevo formato. Hay que decir que los clubes de fútbol checos hoy, a diferencia de los equipos de la Liga Norteamericana de Hockey por ejemplo, pagan a los profesionales durante los 12 meses todo el año. Así que solo se les acortará el periodo de preparación, mientras que jugarán más partidos, lo que para ellos será mucho más atractivo”, mencionó.

El nuevo sistema no dejará de lado ni a los equipos que terminen en el medio de la clasificación. Los cuatro equipos entre la séptima y décima posición jugarán un play-off a doble partido, cuyo ganador tendrá la posibilidad de desafiar al equipo que termine en cuarto o quinto lugar del primer grupo por la participación en las copas europeas.

12-04-2017