Goleada en San Marino

27-03-2017

La selección checa de fútbol aplastó a San Marino por 6-0 en la quinta jornada de las eliminatorias para el Mundial de Rusia. Gracias a esta goleada el cuadro nacional ascendió al tercer lugar del grupo C, liderado por una impecable Alemania.

Foto: ČTKFoto: ČTK La selección checa logró dos marcas históricas este domingo en el estadio de San Marino: el 6-0 representa el triunfo más abultado logrado por el cuadro nacional a domicilio. Los checos, además, marcaron cinco goles transcurridos apenas 43 minutos, lo que significa la mayor diferencia de tantos alcanzada en un solo tiempo.

Dos goles checos fueron marcados por el delantero Antonín Barák, que abrió el marcador ya en el minuto 17 dando tranquilidad a las botas de sus compañeros.

“Uno lleva en la cabeza el peligro de subestimar al rival, eso les puede pasar a todos. Pero nosotros nos alentábamos para seguir jugando y marcando. Lo importante era mantener la concentración y continuar jugando como si el marcador estuviera a cero”.

Así lo indicó el delantero del Slavia de Praga que en verano se trasladará al Udinese italiano, donde milita otro checo que vistió la camiseta nacional en Serravalle, Jakub Jankto.

Un solo gol tras el descanso

Karel Jarolím, foto: ČTKKarel Jarolím, foto: ČTK El seleccionador checo, Karel Jarolím, se mostró satisfecho, aunque esperaba un resultado aún más abultado, según reconoció.

“No admitimos ningún drama, eso está bien. Esperaba que marcásemos aún más goles en el segundo tiempo, pero no lo logramos, por desgracia”, expresó.

En un partido sentenciado fue difícil concentrarse para rendir a tope tras la pausa, según admitió el defensa Tomáš Sivok.

“Es difícil desde el punto de vista mental. Nadie quería lesionarse, así que no entramos en los duelos debidamente. Además, todos teníamos cuidado para no ver una tarjeta amarilla inútil”, señaló.

Tras el descanso el equipo sanmarinense desaprovechó su única ocasión para maquillar el marcador y Vladimír Darida selló el resultado de penal. El autor de dos goles, que además dos veces estrelló el balón en el palo, resaltó el simpático esfuerzo del once local.

Foto: ČTKFoto: ČTK “La verdad es que se veía que cuando trataban de combinar, les robábamos el balón muchas veces. Pero fue bonito que no se centraran solo en defender y despejar, sino que querían combinar, eso fue simpático”.

Tras lograr los tres puntos obligatorios en San Marino, Chequia ascendió al tercer lugar del grupo C, adelantándose a Azerbaiyán, que cayó por 1-4 en Alemania. El segundo lugar lo ocupa Irlanda del Norte que derrotó en casa a Noruega por 2-0.

En la próxima jornada, que se jugará el 10 de junio, la selección checa viajará a Noruega, Alemania jugará en San Marino, mientras que Azerbaiyán recibirá a Irlanda del Norte.

 

Eliminatorias para el Mundial 2018, grupo C:

27-03-2017