24-07-2006

La selección checa de fútbol Sub 20 pasó a las semifinales del Campeonato de Europa. En el último partido de la fase anterior la República Checa derrotó a Polonia por 2:0, ubicándose así entre los cuatro mejores equipos del continente. Los mayores elogios los recibieron los autores de los goles, los delanteros Strestík y Fenin. El entrenador nacional, Miroslav Soukup, explica que factores fueron determinantes para ganar el partido.

"En efecto fueron elementos individuales los que definieron el partido, uno de ellos fue que logramos crearnos varias ocasiones de gol y en dos de ellas conseguimos anotar. Los polacos no tuvieron tan buenas oportunidades. De esa manera pudimos con nuestras dos metas, conseguir una medalla y también el pase al mundial de Canadá".

Este miércoles los checos disputarán las semifinales contra Escocia.

Entretanto, en las divisiones superiores del fútbol nacional se ha desatado un escándalo de corrupción de magnitudes internacionales. Los jugadores Jiri Homolka, Zdenek Senkerik y Jiri Masek enfrentan cargos por aceptar sobornos e influir con su desempeño los resultados de la Liga Turca de fútbol. Según escribe la prensa local, cada uno de ellos habría aceptado una suma de 100 mil euros a cambio de jugar mal por su equipo, el Malatyaspor, en el partido contra Gaziantepspor en la última ronda de la primera división nacional. Pavel Zika, representante de los tres jugadores, está convencido de que se trata de un rumor y los checos son inocentes.

"Yo a los muchachos los conozco lo suficiente como para creer que no están involucrados en este escándalo. Hablé con todos ellos y por supuesto los tres niegan las acusaciones. Yo les creo".

El equipo checo de remo se adjudicó dos medallas de oro en el marco del Campeonato Mundial Sub 23, finalizado este fin de semana en la ciudad belga de Hazewinkel. El equipo femenino integrado por Jitka Antosova y Gabriela Varekova consiguió el título mundial en remo doble, mientras que sus compañeros Jan Gruber, Jakub Zof, Milan Bruncvik y Karel Neffe, ganaron la presea dorada en la categoría de cuatro.

Petr Blecha, entrenador nacional, declaró que los remadores checos confirmaron con su notable actuación su rol de favoritos en el torneo.

"Desde la partida mostraron que figuran aquí entre los favoritos. En la final fueron mejores desde el inicio, tuvieron una ventaja de una embarcación sobre sus más cercanos seguidores, el equipo de Grecia, el cual antes de cruzar la meta había logrado adelantarse media embarcación".

24-07-2006