07-06-2004

Futbolistas checos viajan confiados a la Eurocopa de Portugal

Marek Heinz con Taavim Rahnem y Enarem Jaagerem (dra.) de Estonia, foto: CTKMarek Heinz con Taavim Rahnem y Enarem Jaagerem (dra.) de Estonia, foto: CTK Con una cómoda victoria sobre Estonia termina sus preparativos para la Eurocopa la selección checa de fútbol. Confianza es el mejor calificativo que utilizan los expertos para evaluar la atmósfera que reina en el equipo nacional a pocos días del inicio en Portugal del más importante torneo de fútbol del Viejo continente. Si bien Estonia fue un rival débil, la victoria antes de un torneo de la magnitud de la Eurocopa resulta siempre un gran aliciente.

Pero no ocurrió lo mismo con uno de los rivales de la selección checa en la primera fase del campeonato: Holanda. La famosa "naranja mecánica" perdió en su propio estadio ante la selección de Irlanda del Norte, lo que, según el analista checo, Ondrej Soukup, podría influir en la moral de los jugadores holandeses. "Pienso que eso sería positivo para las pretenciones de la República Checa." "Hay que destacar que Holanda jamás había perdido en casa y ese percance les penará por mucho tiempo", explica Soukup.

Según explica el entrenador checo, Karel Brückner, su equipo es consciente de la dificultad de los primeros encuentros, donde además de Holanda deberán enfrentar por el grupo D a la poderosa Alemania y a Letonia, que disputa el torneo por primera vez. Por esa razón, en el compromiso contra Estonia el seleccionador checo aprovechó de probar varias alternativas e introdujo dos cambios respecto al equipo que venció a Bulgaria el pasado miércoles. Se trató de Martin Jiránek, del Reggina Calcio, que ocupó el centro de la defensa, mientras que Milan Baroš sustituyó en ataque a su compañero del Liverpool Vladimír Šmicer.

La República Checa debuta en la Eurocopa el martes 15 de junio enfrentando a Letonia en la ciudad de Aveiro, con Holanda jugará en esa misma ciudad el 19 de junio y concluirá la primera fase el día 23 de junio jugando con Alemania en Lisboa.

República Checa se clasifica para el mundial de balonmano

Kristin Gudmundsdottir (dra.) de Isladia con Alenou Polaskova, foto: CTKKristin Gudmundsdottir (dra.) de Isladia con Alenou Polaskova, foto: CTK El equipo checo de balonmano se clasificó para el campeonato mundial de Túnez tras vencer este fin de semana a su similar de Portugal por 33 a 25. En el partido de ida los checos habían perdido ante los portugueses por una diferencia de siete goles, por lo que el entrenador nacional, Rastislav Trtik, considera que la victoria tiene doble mérito:

"Bastaba un sólo error para que nuestro rival definiera el partido 10 segundos antes del término. Fue muy difícil para los jugadores desde el punto de vista psíquico y estoy contento de haberlo conseguido. Tras tan excelente desempeño, no me queda más que desear que se refleje en resultados durante los preparativos para Túnez y más tarde en el mundial mismo".

También en la selección femenina de balonmano reina la alegría. Este fin de semana las checas derrotaron a la selección de Islandia por 24 contra 18 y se clasifican así para el campeonato europeo de esa disciplina.

07-06-2004