Fed Cup: Chequia buscará el triplete tras superar a Suiza

18-04-2016

El equipo checo de tenis luchará por completar el triplete en la Copa Federación tras superar el fin de semana a Suiza en las semifinales. Las checas, que sentenciaron la contienda en Lucerna en el dobles, se metieron en la final de dicho torneo por quinta vez en los últimos seis años.

El equipo checo, foto: ČTKEl equipo checo, foto: ČTK El equipo checo triunfó en Suiza en unas semifinales con un desarrollo muy inesperado. Mientras que la raqueta número uno local, Timea Bacsinszky, se mostró absolutamente inofensiva y entregó fácilmente a las checas los dos puntos de los individuales, su compañera de equipo Viktorija Golubic, jugadora número 129 mundial, sorprendió a las favoritas y derrotó tanto a Karolína Plíšková como a Barbora Strýcová, poniendo tablas en el marcador y forzando el dobles decisivo.

Karolína Plíšková y Lucie Hradecká, foto: ČTKKarolína Plíšková y Lucie Hradecká, foto: ČTK Karolína Plíšková, la número uno checa en vista de la ausencia de Kvitová y Šafářová, se alivió llorando el sábado tras su caída ante Golubic en un partido encarrilado por 6-3 y 4-2 que terminó por perder en tres sets. Al día siguiente saltó a la pista recuperada del todo: primero derrotó cómodamente a Timea Bacsinszky por 6-4 y 6-2 para triunfar luego en el dobles, al lado de Lucie Hradecká, con parciales de 6-2 y 6-2.

“Si se gana el último partido, una se siente fantástica, así que estamos felices de haber ganado. Todo el fin de semana ha sido muy nervioso, los partidos han sido difíciles y se nos cobraron muchas fuerzas. Las compañeras nos animaban todo el tiempo. La pobre Lucie estuvo sentada ahí unas 100 horas antes de saltar a la pista, pero luego rindió perfectamente, así que todo ha tenido un final feliz”, subrayó.

El dobles checo no falla

Petr Pála, foto: ČTKPetr Pála, foto: ČTK Lucie Hradecká reemplazó en el dobles a la compañera habitual de Plíšková, Barbora Strýcová, que se sintió abatida y sin fuerzas tras caer inesperadamente ante la héroe helvética, Viktorija Golubic.

Aun así, el capitán checo Petr Pála estaba convencido de que la pareja Plíšková-Hradecká se impondría, aunque tuvo que enfrentarse a la pareja integrada por la número uno mundial de dobles, Martina Hingis, y la joven Golubic, que se mostró en una excelente forma en Lucerna.

Martina Hingis, foto: ČTKMartina Hingis, foto: ČTK “Nunca hemos tenido miedo del dobles decisivo, porque contamos con muchachas que saben jugarlo muy bien. La estrategia estaba clara: no permitir jugar a Martina Hingis, no darle tiempo para que mostrara uno de sus espectáculos. Decidió nuestra convocatoria tan amplia de jugadoras buenas para el dobles, en mi opinión”.

Petr Pála no se equivocó, el dúo Plíšková-Hradecká se impuso con autoridad ante Hingis-Golubic y prolongó la contundente racha del equipo checo en cuanto al dobles decisivo: desde 2010 ha ganado siete partidos en la Copa Federación, ya se tratara de la contienda contra España en la primera jornada del torneo en 2014, o de la final contra Rusia, al año siguiente, por ejemplo.

Las checas buscarán su quinto título en los últimos seis años contra Francia que pasó a la final por encima de Holanda, decidiendo la contienda recién en el dobles, al igual que su próximo contrincante.

18-04-2016