Escándalo de corrupción: el fútbol checo pide ayuda a la UEFA

10-12-2012

La Asociación Checa de Fútbol solicitó apoyo a la UEFA en la investigación del caso de corrupción en la liga nacional, en el que está involucrado uno de los representantes checos en la Europa League, el Viktoria de Pilsen.

Miroslav Pelta, foto: Televisión ChecaMiroslav Pelta, foto: Televisión Checa El jefe de la Asociación Checa de Fútbol, Miroslav Pelta, pidió ayuda a la UEFA para esclarecer el escándalo de corrupción que se cierne sobre uno de los mejores equipos checos de fútbol de los últimos años, el Viktoria de Pilsen, acusado de influir algunos partidos de la primera división.

Pelta se dirigió a los responsables del fútbol europeo por el “comportamiento agresivo” por parte del dueño del club cervecero, Tomáš Paclík, según indicó.

“Al surgir un escándalo tan grave, esperaba que el potencialmente perjudicado, es decir el dueño del Viktoria Pilsen, se esforzara por aclarar el asunto. Pero el mismo solo lanza amenazas y mensajes a través de los medios de comunicación y presenta denuncias ante tribunales creando así una presión sobre el comité disciplinario y todos los órganos involucrados en el caso”, dijo.

La UEFA ofreció a la parte checa dar consultas independientes y baraja la posibilidad de enviar al país a un supervisor disciplinario. Sin embargo, Pelta subrayó que la UEFA figurará en el caso solo como consejero y no tomará parte en el veredicto final que estará exclusivamente en las manos del Comité Disciplinario checo.

El escándalo de corrupción salió a la luz en septiembre cuando el dueño del Sparta de Praga, Daniel Křetínský, entregó a la Asociación de Fútbol un maletín con pruebas que supuestamente ponían en evidencia la corrupción en la liga nacional.

Viktoria Pilsen, foto: ČTKViktoria Pilsen, foto: ČTK Křetínský se dirigió a los responsables del fútbol nacional inmediatamente después de que su equipo perdiera por la mínima ante el Pilsen debido a un penal controvertido.

Más tarde, el ex árbitro Tomáš Adámek confesó haber recibido la temporada pasada un soborno de 8.000 euros para pitar a favor del Pilsen en el partido contra el Jablonec.

El dueño del Viktoria de Pilsen, Tomáš Paclík, rechazó tajantemente todas acusaciones.

10-12-2012