El USK Praga triunfa en la Euroliga

El USK Praga sorprendió contra todo pronóstico a la hinchada al ganar el título de la Euroliga del basquetbol femenino. En la final disputada este domingo en la metrópoli checa, el equipo praguense derrotó al favorito ruso, el Ekaterinburg, por 72-68.

Danielle Robinson (a la izquierda) fue la mejor anotadora del USK, con 24 puntos, mientras que Jana Veselá destacó en la defensa. (Foto: ČTK)Danielle Robinson (a la izquierda) fue la mejor anotadora del USK, con 24 puntos, mientras que Jana Veselá destacó en la defensa. (Foto: ČTK) Tras nueve años un equipo checo volvió a alzar la copa de la Euroliga de basquetbol femenino. Este domingo en la sala Královka el USK Praga repitió lo que había logrado el Gambrinus Brno en la temporada 2005-2006.

Al igual que el equipo moravo, el cuadro praguense aprovechó la ventaja de jugar en casa para imponerse en la Final Four de la competición de clubes más prestigiosa del baloncesto femenino.

Primero al Fenerbahce, luego al Ekaterinburg

El viernes pasado, el USK Praga deleitó primero a la hinchada local al pasar a la final por encima del Fenerbahce turco por 62-49, para dejarla en éxtasis el domingo al superar al todopoderoso Ekaterinburg en una trepidante batalla por 72-68.

Una defensa muy compacta y el excelente rendimiento de las estrellas estadounidenses Robinson y Vaughn fueron los factores decisivos de la final, opinó la capitana del equipo checo, Ilona Burgrová.

“Decidió la defensa que nos ayudó mucho en los momentos cuando no fuimos capaces de marcar. También pudimos apoyarnos en la tranquilidad y la energía de Danielle Robinson, imparable en la cancha, al igual que Kia Vaughn. Esta segunda a veces falló en el tiro, eso sí, pero junto a Jana Veselá era impecable bajo nuestro aro. Ambas mantenían nuestra defensa arriba”, dijo.

Veselá suma su tercer Euroliga

La española Laia Palau (alzando la copa) figura entre las mejores jugadoras del equipo checo. (Foto: ČTK)La española Laia Palau (alzando la copa) figura entre las mejores jugadoras del equipo checo. (Foto: ČTK)Jana Veselá, que ha completado el triplete en la Euroliga tras haber triunfado en 2006 con el Brno y en 2012 con el Valencia, resaltó que el USK acabó imponiéndose por tener más voluntad de ganar, pese a la enorme presión del Ekaterinburg en la recta final de la contienda.

“Nos dijimos que quizás era nuestra última oportunidad de triunfar en la vida y que sería una pena perder un partido tan bien desarrollado. Así que jugamos a tope hasta el final del choque, aunque se nos acababan las fuerzas rápidamente”.

Al triunfo del Praga en la Euroliga contribuyó notablemente además la española Laia Palau, que anotó tres puntos, tres rebotes defensivos y seis asistencias en la final contra el Ekaterinburg de las españolas Alba Torrens y Silvia Domínguez.