El Sparta barre al Slavia y toca con una mano la copa liguera

14-04-2014

A falta de seis jornadas para el fin de la liga checa de fútbol, la lucha por el título prácticamente está definida. El líder de la clasificación, el Sparta de Praga, goleó por 3-0 en el derbi al Slavia de Praga y aumentó en diez puntos su ventaja por delante de su perseguidor, el Viktoria Pilsen, que no salió del empate a uno frente al Jihlava y se da cuenta de que la revalidación del título sería un milagro.

Sparta de Praga contra Slavia de Praga, foto: ČTKSparta de Praga contra Slavia de Praga, foto: ČTK Un Sparta de Praga que lidera la liga y busca con insistencia el título liguero contra un Slavia que desesperadamente lucha por la permanencia posicionándose solo una plaza por encima de la zona de descenso.

El derbi entre los eternos rivales de Praga tuvo esta vez un claro favorito y el Sparta cumplió sin falta las suposiciones teóricas.

Lafata, Hušbauer y Dočkal penetraron tres veces la puerta rojiblanca dando otros tres puntos importantes al Sparta de Praga que sigue imbatido esta temporada en la liga.

Disfrutando de una ventaja de diez puntos, los rojos ya están pensando en alzar pronto la copa liguera, según indicó el autor del último gol de la contienda, Bořek Dočkal.

Bořek Dočkal, foto: ČTKBořek Dočkal, foto: ČTK “El título se nos está acercando cada jornada. Estamos buscando con insistencia los puntos necesarios, así que se trató de otra victoria importante. El Slavia llegó acá con un estilo muy defensivo y desagradable, ya que para nosotros fue difícil crear ocasiones. Pero el primer gol fue importante y luego solo pudimos esperar nuevas oportunidades para aumentar las distancias”, indicó.

Su compañero Ladislav Krejčí indicó que lo más importante era no subestimar al rival, que está pasando un mal momento.

“Por supuesto, tuvimos que tener cuidado. Se trataba de un derbi traicionero, nosotros lideramos la clasificación, mientras que ellos luchan por la permanencia. Pero todos rendimos al cien por ciento y logramos ganar así que estamos satisfechos. Controlamos el desarrollo de todo el partido y no permitimos nada al Slavia. Siempre puede pasar cualquier cosa, pero al marcar el tercer gol, estaba convencido de que ganaríamos”, dijo.

 

El Pilsen se conforma poco a poco con el subcampeonato

Mientras que el Sparta de Praga no pincha en su camino hacia el título, el Pilsen tropezó en su persecución. Los cerveceros no salieron del empate a uno frente al Jihlava y prácticamente se han conformado con no revalidar el título este año.

Pilsen contra Jihlava, foto: ČTKPilsen contra Jihlava, foto: ČTK El técnico del Pilsen, Dušan Uhrin, lamentó que sus pupilos no aprovecharan las ocasiones que se crearon.

“La verdad es que dimos la oportunidad a los futbolistas que no juegan de titulares regularmente. Pero eso no cambia nada en el hecho de que empatamos por no materializar las ocasiones para marcar que nos creamos. Eso ha sido decisivo”, señaló.

Por su parte, el entrenador del Jihlava, Petr Rada, naturalmente se mostró muy contento con el resultado logrado en Pilsen.

“Es un gran éxito sacar un punto en la cancha del campeón vigente que juega regularmente las copas europeas. Lo apreciamos, aunque tenemos que permanecer con los pies en el suelo y este viernes ganar el próximo partido contra el Bohemians”, dijo.

Mientras que el Jihlava ocupa la octava posición que le asegura una vida relativamente tranquila, el Bohemians, situado en la penúltima plaza 15, lucha por la permanencia y necesita urgentemente cada punto. Los canguros se sitúan un punto por debajo del Slavia que en la próxima jornada recibirá al Pilsen.

14-04-2014