El Pilsen y el Sparta entran ganando en la vuelta de la liga

15-02-2016

El Victoria Pilsen y el Sparta de Praga, los dos mayores aspirantes al título liguero, entraron de manera victoriosa en la vuelta del torneo que se reanudó el fin de semana tras la pausa invernal. Ambos equipos ganaron, a domicilio, por 2-1: los cerveceros saquearon la cancha del Slovácko, mientras que los rojos se impusieron en la ciudad de Zlín.

Un 2-0 en el descanso es muy traicionero

Victoria Pilsen - Sparta de Praga, foto: ČTKVictoria Pilsen - Sparta de Praga, foto: ČTK El Pilsen derrotó al Slovácko gracias a dos goles anotados tras media hora de juego por Daniel Kolář, que abrió el marcador en el minuto 12 para poner tierra de por medio de penal tras otros 14 minutos.

Sin embargo, después del descanso Milan Kerbr redujo distancias, también de pena máxima, y el equipo local, que se balancea apenas a cuatro puntos sobre la zona de descenso, puso en apuros al campeón.

Karel Krejčí, foto: ČTKKarel Krejčí, foto: ČTK El entrenador del Pilsen, Karel Krejčí, indicó que cosas parecidas suelen pasar si te vas a los vestuarios con una ventaja de 2-0, resultado que te da la sensación de que has sentenciado el partido.

“Nos ayudó el gol tempranero y creo que controlamos el juego. Luego aumentamos la ventaja de un penal. Entonces logramos subir rápido a la meta contraria tras las recuperaciones, pero por desgracia no nos salía la fase final. El resultado de 2-0 logrado en el primer tiempo siempre es traicionero”, dijo el entrenador.

Gracias a una defensa atenta, el Pilsen al final no permitió que se produjera una sorpresa en la ciudad de Uherské Hradiště y se llevó los tres puntos.

El Sparta remonta en la ciudad zapatera

También su perseguidor, el Sparta de Praga, se impuso por 1-2, a domicilio, en otra ciudad morava, Zlín. Aunque el desarrollo del partido en la ciudad zapatera fue totalmente diferente. Los locales se adelantaron poco antes del descanso gracias a un tanto de Hájek.

Sparta de Praga - Fastav Zlín, foto: ČTKSparta de Praga - Fastav Zlín, foto: ČTK En la segunda parte el Zlín se puso a defender su ventaja mínima lo que le salió caro. El Sparta pronto remontó con dos goles pegados de Brabec y Šural en un lapso de dos minutos.

Josef Šural, que llegó al Sparta en la pausa invernal del Liberec, mostró que será un eficaz refuerzo para los rojos.

“El Zlín no nos sorprendió en absoluto. Sabíamos que trataría de presionarnos contando con el apoyo de un estadio lleno. Así sucedió y nosotros por desgracia no supimos reaccionar y perdimos el primer tiempo”, señaló el centrocampista.

De los demás resultados de la jornada 17 de la liga cabe destacar la victoria de 3-0 del Mladá Boleslav sobre el Baník de Ostrava.

Baroš llora al marcar dos goles al Baník

No es que el resultado sorprendiera a nadie. El equipo que ocupa la tercera posición de la liga se impuso con autoridad al colista, el Ostrava, que ha sumado solo cuatro puntos y poco a poco se va preparando para el descenso a la segunda división.

Milan Baroš, foto: ČTKMilan Baroš, foto: ČTK La derrota resultó especialmente dolorosa, ya que dos de los goles marcó un ex jugador del Baník, Milan Baroš, el mejor goleador de la Eurocopa 2004, que vivió en la cancha una sensación muy ambigua, según reconoció.

“Al final del partido se me han saltado las lágrimas. En el Baník crecí, ese club me dio mucho. Me da una pena que haya tenido que abandonarlo por discordias con el dueño anterior. De otra forma me habría quedado allí. Me alegra que el Baník tenga un nuevo dueño, el señor Brabec. Ya he podido hablar con él. Creo que va por un buen camino en cuanto a sus metas. Lo bueno es que dé la posibilidad a los jóvenes que pelearán por el equipo a diferencia de otros, mejor pagados, pero a los que no les importa perder”, expresó el delantero.

El Baník, hundido desesperadamente en el último lugar de la clasificación, a 12 puntos de la decimocuarta plaza que le aseguraría la permanencia, se está preparando para el inminente descenso, que podría evitar solo de milagro.

Sin embargo, la frustrada hinchada aún no se ha conformado con la humillante situación de su club. De vuelta a Ostrava, los fans destrozaron el interior del autobús en el que viajaban. La Policía detuvo a cinco alborotadores.

15-02-2016