El Pilsen saquea al Sparta y prepara la fiesta

25-04-2016

El Pilsen triunfó por 0-3 en la cancha del Sparta de Praga este domingo en la 26ª jornada de la liga checa de fútbol y prácticamente puede ir preparando la fiesta para el campeón. A cuatro jornadas para el fin del torneo, los cerveceros cuentan con una ventaja de 11 puntos y deberían de sufrir un tremendo entumecimiento para dejar escapar el título liguero.

Sparta de Praga - Pilsen, foto: ČTKSparta de Praga - Pilsen, foto: ČTK El Sparta este domingo vivió una noche llena de amargura y desesperación. Los praguenses sufrieron una humillación al caer en casa por 0-3 ante su rival principal, el Pilsen, que dejó en un nivel de utopía las posibilidades de los praguenses de seguir soñando con el título liguero esta temporada.

Tras saquear el estadio del Sparta, los cerveceros cuentan con una ventaja de 11 puntos y les basta con conseguir un punto en los próximos cuatros partidos para proclamarse campeón, lo que se espera que logren ya este sábado, cuando reciban al colista, el Baník de Ostrava.

Decidieron las penas máximas: el Pilsen la materializó, el Sparta falló

El Pilsen encarriló el partido disputado en el Generali Arena ya en el minuto 10 cuando Ondřej Vaněk abrió el marcador de penal.

Ondřej Vaněk, foto: ČTKOndřej Vaněk, foto: ČTK Un cuarto de hora después el Sparta también tuvo a disposición una pena máxima, pero Bořek Dočkal la derrochó al enviar el balón a las nubes, según lamentó una vez terminado el choque.

“Quería enviar el balón al centro de la puerta. No obstante, al fijarme con la visión periférica en que el arquero no se movía, ya no pude cambiar la trayectoria. Eché a perder el chut de manera que fallé la puerta por mucho. Pero aunque hubiera enviado el balón a la meta, el arquero lo habría parado, porque se quedó de pie en el mismo centro”, mencionó.

Al darse cuenta de que el título se le alejaba con botas de siete leguas, el Sparta lanzó todas las fuerzas al ataque para frenar su huida.

El suplente coronó la desesperación roja

Los rojos buscaban con insistencia el gol de empate, hasta que en los últimos seis minutos del partido, el suplente Michael Krmenčík asestó otros dos golpes al equipo local sentenciando definitivamente tanto este partido, como prácticamente toda la lucha por el título liguero.

Sparta de Praga - Pilsen, foto: ČTKSparta de Praga - Pilsen, foto: ČTK El delantero, que saltó a la cancha nada más para el último cuarto de hora del partido, se mostró muy emocionado una vez terminado el encuentro.

“Tengo una sensación indescriptible, porque ya de pequeño soñaba con jugar con el primer equipo y marcar gol al Sparta. Ahora lo logré, incluso anoté dos goles que nos acercaron además al título. Me alegro mucho y estoy muy emocionado”, expresó.

Para cantar el alirón, al Pilsen le basta con empatar contra el colista, el Baník que ha logrado ganar solo cuatro de los 26 partidos disputados esta temporada.

Por su parte el Sparta debe concentrarse ya más bien en la defensa del segundo lugar, después de que se redujera en apenas cinco puntos la brecha que lo separa del Mladá Boleslav, que derrotó por 4-1 al Olomouc.

25-04-2016