Debacle del fútbol checo juvenil

27-06-2011

Un fin de semana negro vivió el fútbol checo juvenil, con la derrota ante Bielorrusia en la lucha por el tercer lugar en la Eurocopa Sub-21 y la eliminación en primera ronda del Mundial Sub-17, que se juega en México.

Foto: ČTKFoto: ČTK La selección checa sub-21 llegó a la fase final de la Eurocopa como el único equipo invicto en la ronda de clasificación. Por lo tanto, era uno de los favoritos para levantar el trofeo.

Sin embargo, tuvo que pelear por el bronce, el último cupo disponible para las Olimpíadas 2012, y lo perdió de manera inexplicable ante Bielorrusia, un país con cero tradición futbolística, en un 0-1 que se gestó en un contragolpe en el minuto 88 del partido.

Jakub Dovalil, foto: ČTKJakub Dovalil, foto: ČTK Una debacle en toda la regla que tiene a todo el equipo y al seleccionador Jakub Dovalil muy contrariados y desilusionados, como el mismo Dovalil comentaba en declaraciones para la Televisión Checa.

“Estamos muy decepcionados, creí que podíamos ganar. Por desgracia, el partido ha sido influenciado por la expulsión de Lukáš Vácha. Jugando el quinto partido del torneo con un hombre menos, ha sido difícil encontrar las fuerzas necesarias. La dicha favorece a los mejor preparados, y hoy han sido los bielorrusos. Hemos jugado mejor, ellos se han visto más cansados, pero han tenido más voluntad y moral, a diferencia de nosotros”.

El defensor Ondřej Čelůstka coincidió con su entrenador y lamentó las ocasiones perdidas.

Lukáš Vácha, foto: ČTKLukáš Vácha, foto: ČTK “No hemos logrado marcar un gol, a pesar de habernos creado más ocasiones. Así es el fútbol. Hemos jugado mejor que en las semifinales contra Suiza, es una pena que no hayamos materializado las oportunidades con goles”.

El balance general es poco auspicioso para la selección checa. De cinco partidos, ganó dos y perdió tres. Demasiado poco para un equipo que antes de comenzar el torneo era el favorito y que se fue con el rabo entre las piernas.

Por si esto fuera poco, la selección sub-17 lo hizo peor en el Mundial de la especialidad que se juega en México, ya que terminó última del grupo D, al perder contra Uzbekistán por 1-2, y ni siquiera pudo avanzar a octavos de final de la competencia.

Por delante de los checos quedaron Uzbekistán, Estados Unidos y Nueva Zelanda, en ese orden, y los tres clasificaron a la siguiente fase.

Los checos solo lograron un triunfo, ante Nueva Zelanda, por 1-0, para perder contra Estados Unidos, por 0-3, y contra Uzbekistán.

Sin duda, una cosecha muy magra para un equipo que prometía y un fin de semana negro para el fútbol juvenil checo.

27-06-2011