Copa Davis: Chequia arrolla a Italia, espera a Serbia

13-02-2012

La República Checa venció cómodamente a Italia por 4-1 en la primera ronda del grupo mundial de la Copa Davis, en duelo que se disputó el fin de semana en Ostrava. Ahora, en cuartos de final, a los checos les espera un rival un poco más complicado: la Serbia de Novak Djokovic, el jugador número uno del mundo.

Radek Štěpánek y Tomáš Berdych, foto: ČTKRadek Štěpánek y Tomáš Berdych, foto: ČTK Italia ya es historia, ahora a pensar en Serbia. Ese es el espíritu del equipo checo de Copa Davis, que derrotó con bastante facilidad a los italianos y ahora espera al equipo de la mejor raqueta del planeta.

Los cuartos de final se juegan entre el 6 y el 8 de abril, los checos gozarán de la condición de locales y se espera que el dúo Tomáš Berdych-Radek Štěpánek, que hace rato viene brindando alegrías a la afición checa, siga en racha y logre eliminar a la difícil Serbia de Djokovic.

El viernes, las dos mejores raquetas nacionales masculinas dejaron bien encaminada la victoria, con sendos triunfos ante los jugadores italianos Andreas Seppi y Simone Bolelli, que reemplazó a Potito Starace, que venía saliendo de una lesión.

Potito Starace y Daniele Bracciali, foto: ČTKPotito Starace y Daniele Bracciali, foto: ČTK Y el sábado, en el dobles, los checos confirmaron que pueden pelear por la ensaladera de plata, ya que Berdych y Štěpánek borraron de la cancha a la dupla italiana, compuesta por Starace-Bracciali, con un contundente 6-3, 6-4 y 6-2.

Eso aunque Štěpánek fue duda hasta el último minuto, por el maratónico partido que jugó el viernes ante Seppi y por un dolor de garganta que lo tuvo a mal traer la víspera, como él mismo comentó.

Radek Štěpánek, foto: ČTKRadek Štěpánek, foto: ČTK “Me fui a acostar tarde; más o menos, después del partido que ganó Tomáš. Y a las 7 de la mañana del sábado me desperté y ya no pude dormir más. Pero no era por los nervios. Me pusieron en la habitación una máquina que mantiene el aire húmedo y me sentí mucho mejor de la garganta en la mañana. No me encontraba en perfecto estado pero me sentía bastante bien. Sabía que en el dobles uno no consume tanta energía como en individuales. Jugamos con la idea de sentenciar la serie y lo logramos”.

Štěpánek, que viene de ganar el Abierto de Australia en dobles, cada día se siente más cómodo jugando al lado de Berdych y por eso disfrutó del triunfo ante los italianos, que definió la serie.

Tomáš Berdych, foto: ČTKTomáš Berdych, foto: ČTK “Empezamos el partido con tranquilidad porque teníamos fe en nuestro poderío y en el hecho de que jugábamos en casa, ante nuestros seguidores. Creo que para ellos el partido tenía una presión mayor, ya que iban en desventaja en el marcador global. Empezamos bien, les quitamos el servicio de inmediato y nos mantuvimos arriba todo el partido, no les dejamos hacer prácticamente nada”.

El domingo, Lukáš Rosol hizo más humillante el triunfo checo al vencer a Seppi, aunque en el último sencillo de la serie, Simone Bolelli salvó el honor para la visita, aunque ante František Čermák, jugador reserva checo.

Radek Štěpánek y Jaroslav Navrátil, foto: ČTKRadek Štěpánek y Jaroslav Navrátil, foto: ČTK El capitán del equipo checo, Jaroslav Navrátil, dijo que las posibilidades ante Serbia estaban repartidas y que todo dependía de si Novak Djokovic al final decidía venir o no.

“Tenemos una buena posibilidad ante Serbia, yo diría que el favoritismo está repartido, 50 y 50. Será un duelo difícil, sin duda, aunque si viene Djokovic, más todavía, está por verse. En todo caso, si viene, nos hará felices a todos y el estadio en que se juegue se llenará de público”, sostuvo el capitán checo en la página oficial de la Copa Davis.

Serbia derrotó por 4-1 a Suecia sin la presencia de su mejor jugador, confirmando que son un equipo solvente incluso cuando no juega Djokovic.

Jaroslav Navrátil, Tomáš Berdych y Radek Štěpánek. Foto: ČTKJaroslav Navrátil, Tomáš Berdych y Radek Štěpánek. Foto: ČTK Italia, campeón de la Davis en 1976, cuando derrotó a Chile, volvía al grupo mundial tras doce años, y ahora deberá luchar nuevamente por la permanencia.

Los checos, en cambio, ya habituados a ser protagonistas, volverán a disputar los cuartos de final, como hace dos años, cuando llegaron a semifinales, instancia en la cual fueron derrotados precisamente por Serbia, que a la postre se coronó campeón de ese año.

Tras el triunfo ante Italia, Berdych, jugador número siete del mundo, anunció que su intención era, dada la buena sintonía, jugar el dobles con Štěpánek en los Juegos Olímpicos de Londres

Radek Štěpánek, foto: ČTKRadek Štěpánek, foto: ČTK “Jugaré en Londres con Radek y prefiero decirlo ahora, para que estén avisados. Crearía más confusión diciendo algo diferente de lo que ya está decidido. No hace falta mantenerlo en secreto. Lo hemos hablado y queremos jugar el dobles juntos allí. El único problema sería si uno de nosotros sufriera antes alguna lesión”.

En un primer momento se especulaba con la posibilidad de que Berdych jugara el dobles mixto con Petra Kvitová, pero finalmente se ha decantado por jugar con su amigo Radek Štěpánek, con quien se entiende a las mil maravillas.

Sin duda, una buena oportunidad de los checos para lograr una medalla en la cita deportiva obligatoria del verano.

13-02-2012