Antonín Panenka, arquitecto del penalti legendario, cumplió 70 años

El penalti a lo Panenka es una forma de ejecución de un tiro penal en el fútbol que entró en la historia del deporte. Su autor, Antonín Panenka, celebró este domingo su 70 cumpleaños.

Antonín Panenka, foto: Ondřej TomšůAntonín Panenka, foto: Ondřej Tomšů Antonín Panenka, antiguo miembro de la selección checoslovaca de fútbol, cumplió 70 años este fin de semana.

Fue un futbolista excepcional que atraía a miles de personas a los estadios, mediocampista que entendía cada aspecto del juego y además disponía de una técnica para tirar que solo unos pocos jugadores sabían imitar.

Sin duda se trata de uno de los pocos deportistas checos que llegaron a tener una fama mundial. En su caso fue sobre todo gracias al llamado penalti al estilo Panenka, en algunas partes de América Latina también el llamado penalti picado.

El momento decisivo llegó en la final del Campeonato Europeo de 1976, disputado en la capital de la entonces Yugoslavia, Belgrado. Los equipos de Checoslovaquia y de Alemania del Este se vieron obligados a enfrentarse por la victoria en una tanda de penaltis.

Antes de la última serie, Checoslovaquia lideraba 4-3, porque el alemán Uli Hönnes había dirigido su intento por encima de la portería. En seguida vino Panenka. El portero se lanzó a su izquierda y el futbolista checo tiró la bola por debajo y la dirigió al centro de la portería. Mientras que el portero caía en un extremo, la bola todavía iba levitando lentamente a la meta, sin embargo, lo suficiente lejos del alcance del portero.

Antonín Panenka, foto: Dáša Kubíková, ČRoAntonín Panenka, foto: Dáša Kubíková, ČRo El comentarista Karel Polák lo describió en una transmisión en vivo de una manera breve, pero muy acertada.

A pesar de que Panenka admitió que lo había entrenado mucho tiempo, desde su perspectiva no lo tiró exactamente tal como se lo imaginaba, comentó.

“Estuvo bien hecho, realmente muy bien, pero para ser perfecto debería haber ido dirigido más al centro y también demorar más tiempo en llegar a la portería”. Panenka también reveló algo de su secreto y describió los aspectos importantes del penalti a su estilo.

“No es así tan fácil como para llegar allí y hacerlo de una vez. Yo, desde mi posición de ejecutor del tiro penal, tengo que trabajar con mis movimientos, con la mirada y con mi comportamiento en general para convencer al portero de que lo quiero tirar normal, tal como se suele hacer casi siempre”.

El mediocampista, que pasó la parte final de su carrera profesional en Austria, sostuvo que utilizó esta forma de ejecutar el tiro penal muchas veces, y en su mayoría le salió bien.

Antonín Panenka, foto: Martin Čuřík, ČRoAntonín Panenka, foto: Martin Čuřík, ČRo “Creo que lancé así unos 30 tiros en total. Uno de los primeros no lo acerté. Sin embargo fue el único, así que fue casi siempre exitoso”.

Varios de los mejores jugadores ya intentaron imitar el específico estilo de Panenka. Recientemente fueron por ejemplo Lionel Messi, Andrea Pirlo y Sergio Ramos. Si miramos más lejos en la historia, encontraríamos también a Zinedine Zidane, continúa Panenka.

“Estoy feliz y al mismo tiempo me siento orgulloso de que jugadores de este nivel lo intenten imitar. Además, todos ellos marcaron gol, entonces está claro que el penalti sirve”.

En una de las entrevistas, Panenka recuerda que cuando vino a Praga una televisión de México o Perú para grabar con él, le pusieron vídeos de unos 80 penaltis y querían que los comentara todos. Sostuvo que un jugador de la segunda liga argentina lo hizo mejor que él. Todo eso demuestra que la idea de Antonín Panenka no muere a pesar de que hace ya más de 40 años desde la final de 1976. Sin duda, el penalti a lo Panenka sigue teniendo su valor.