Un viaje iniciático a Valencia, el encuentro del Topillo con un ninot fallero y un recorrido de preguntas por las Canarias

25-06-2014

Coincidiendo con el fin del año escolar la Embajada Española en Praga hizo entrega de los primeros premios literarios de las secciones bilingües de la República Checa. En el concurso, que destacó por la cantidad y calidad de los participantes, triunfó un relato sobre un checo que busca sus orígenes en Valencia, un juego de mesa sobre las Islas Canarias y un cuento infantil protagonizado por el Topillo.

Agáta Říčánková y Veronika Šmídová, foto: Carlos FerrerAgáta Říčánková y Veronika Šmídová, foto: Carlos Ferrer El fin de curso ha tenido este año una resonancia especial en las escuelas secundarias bilingües hispano-checas, al añadirse a la habitual recepción en la Embajada española la entrega de premios de la primera edición del concurso literario ‘Mucho por Conocer’ y del artístico ‘Ruta por la Lengua y la Cultura’, orientados a las secciones bilingües.

Se trata de una iniciativa surgida de la nueva agregada de Educación de la Embajada, Pilar Barrero, con la intención de fomentar la creatividad de los estudiantes de las secciones bilingües y su interés por las diversas regiones españolas. El tema del concurso de relato breve era Valencia y el de expresión artística el archipiélago canario, mientras que el año próximo será el turno de otras comunidades autónomas.

Barrero confesó haberse sentido abrumada por la cantidad y calidad de los trabajos.

“Al final tuvimos que limitar porque, claro, en la Embajada no dábamos abasto, y el concurso de relatos, que lo iba a revisar FEDELE, nos decían que no podían revisar 400 trabajos. Entonces al final han tenido que ser los centros los que han seleccionado a los tres mejores y así en la Embajada hemos seleccionado entre los tres mejores de cada centro. Y en los trabajos artísticos, muchísima variedad: de pintura, poesía, poesía escenificada… Impresionante”.

El primer premio de relato breve fue para ‘La Clave’, de Veronika Šmídová, de la sección bilingüe de České Budějovice. La autora lo describe como una historia de descubrimientos de final sorprendente.

“Es una historia de ficción sobre un hombre que descubre poco a poco cosas sobre su familia, sobre sus antepasados. Va a Valencia y descubre muchas cosas ahí sobre los judíos y sobre la época de la Inquisición”.

El tema del cuento es el resultado del interés que Veronika siente por la historia de los judíos españoles y su persecución, que debe a la influencia de uno de sus profesores.

Juego Islas Canarias, foto: Carlos FerrerJuego Islas Canarias, foto: Carlos Ferrer “Me ha inspirado mucho mi profe de historia, que nos ha hablado sobre la Inquisición y siempre dice muchas curiosidades. Por ejemplo que los judíos todavía ahora tienen las llaves de sus casas en España. En esas cosas está basado el cuento. Y luego no quería escribirlo como un cuento normal, y para que sea interesante no es como un texto seguido sino que es unas cartas que él manda a una mujer, entonces no está todo incluido”.

Veronika, que nunca ha estado en Valencia, podrá ahora recorrer el escenario de su relato, ya que el premio consiste en dos semanas de clases de español en la ciudad. De una estancia similar, pero más corta, disfrutará la ganadora del segundo premio, Tereza Mikudová, del instituto Budějovická de Praga. En su narración pone en contacto a un clásico personaje infantil checo, el Topillo (Ktrteček) con el valenciano mundo de las Fallas.

“El cuento cuenta sobre un topo que necesitaba curar a su amigo ratón, pero en Praga era invierno, y no podía encontrar una flor para curar al ratón, así que tenía que ir a Valencia para encontrarla. Ahí se encontró con una muñeca de las Fallas que le ayudó a encontrarla”.

Juego Islas Canarias, foto: Carlos FerrerJuego Islas Canarias, foto: Carlos Ferrer En la categoría de Expresión Artística, donde los participantes han destacado por la variedad y originalidad de los trabajos, el premio ha sido para un juego de mesa de preguntas y respuestas sobre las Islas Canarias, obra de Agáta Řičánková, de České Budějovice, que describe así su obra.

“Es un juego para cinco jugadores y hay preguntas sobre la naturaleza, los animales… Lo dibujé y es una mezcla de papel y pegamento. Hay montañas, hay mar”.

Agáta confiesa que todavía no ha podido probar el juego, ya que nadie de su entorno sabe tanto sobre las Canarias. Ahora podrá retar a los isleños en persona, al haber ganado un curso de español en Gran Canaria.

Las secciones bilingües hispano-checas, en crecimiento

El concurso artístico y literario de las secciones bilingües no ha sido la única actividad que ha movido a los estudiantes de estos centros a la acción durante este curso. Además del tradicional y conocido festival de teatro, tuvo lugar la quinta edición del concurso de fotomontaje y la sexta del de fotografía matemática.

Pilar Barrero destaca como denominador común la alta calidad general de los trabajos presentados y de hecho se muestra agradablemente sorprendida por la excelencia de los estudiantes checos.

“He estado en los exámenes de maturita de todos los colegios bilingües de la República Checa. Impresionante. El nivel de los alumnos… Yo me he quedado… No solamente es el nivel de español, sino su nivel de conocimientos en español. Se ve que el alumno checo es un alumno estudioso. Porque no hacen solamente lengua, hacen matemáticas, geografía… Pues la verdad, unos conocimientos impactantes”.

Para el próximo año escolar, Barrero señala como novedad un ciclo de formación para los docentes encargados de los talleres de teatro que impartirán sus colegas más avezados y que debería incrementar aún más la calidad de estas actividades. Además, y debido a un cambio legislativo en la consideración oficial de los centros bilingües de la República Checa, podría aumentar notablemente el número de estas escuelas en el país, explica Barrero.

“Están elaborando una normativa para que pase a ser parte de la programación general educativa. Eso nos va a exigir que ampliemos el convenio. De momento no podemos ampliarla porque hay un convenio de colaboración internacional muy complejo de negociar tanto para los checos como para los españoles en el que aparecen las seis secciones bilingües. Pero si se aprueba esta nueva normativa, eso obliga necesariamente a modificar el convenio. Y ya por lo menos 26 “gymnazia” se han dirigido a la agregaduría interesados en convertirse en sección bilingüe”.

Evidentemente esto no significa que los 26 centros interesados consigan la autorización española para impartir oficialmente bachillerato español, ya que existen unos estrictos requisitos de calidad, pero si se da el caso es muy posible que el número de secciones bilingües se multiplique, y con ellas la cantidad de estudiantes checos fuertemente vinculados a España.

 

Para descargar el cuento La Clave haga click aquí.

25-06-2014