Tres décadas de la Sección de Jazz, materia prima del movimiento disidente

30-10-2001

Cuando el régimen comunista checoslovaco perseguía y encarcelaba a sus opositores y en las cárceles comunistas se alternaban los presos de conciencia, un grupo de intelectuales oposicionistas fundó un grupo disidente que denominaron la "Sección de Jazz". Esa agrupación que desempeñó un papel primordial en la denuncia de las arbitrariedades del comunismo celebra hoy martes 30 años de su fundación.

Hace tres décadas, el 30 de octubre de 1971 surgió la Sección de Jazz como parte de la Unión de Músicos de la República Socialista de Checoslovaquia. No obstante, desde su fundación fue una espina en el ojo de la Policía Política del régimen comunista.

La primera solicitud de inscripción fue presentada en 1969, un año después de la invasión soviética al país, por Milan Dvorák, Jan Seik y Karel Srp. Oficialmente la inscripción se volvió realidad hasta en 1971.

Un año después se publicó el primer boletín de la Sección de Jazz, y dos años más tarde tuvieron lugar las legendarias Jornadas de Jazz en Praga, seguidas de jornadas de jazzrock y música alternativa.

 

La Sección de Jazz se convirtió rápidamente en la organización más visible de la Unión de Músicos, por lo que pronto se encontró en la mira de la Policía Política que no veía bien el aumento de la popularidad de la organización.

A finales de los años 70 y principios de los 80, la actividad editorial de La Sección de Jazz aumentó de tal manera que sus miembros crearon la editorial Jazzpetit. Un momento muy importante en el funcionamiento de La Sección fue la edición "semilegal" de un libro del escritor Bohumil Hrabal.

La edición de 1982 de las Jornadas de Jazz en Praga no contó con el beneplácito de las autoridades, que argumentaron que las actividades culturales de la Sección carecían de mensajes acordes con los principios estipulados por el Partido Comunista y por la dictadura del proletariado.

Antes de su clausura oficial, el 15 de noviembre de 1980, la Sección de Jazz logró editar a una serie de libros de autores prohibidos por el régimen comunista. Los volúmenes fueron distribuidos masivamente para que la población conociera la actividad y obra de los intelectuales independientes.

En 1984 la presiones de la nomenclatura comunistas fueron tales que el Ministerio de Cultura decidió por clausurar de manera definitiva la Unión de Músicos y así también la Sección de Jazz.

 

Los principales activistas de la Sección de Jazz, encabezados por Karel Srp, decidieron en 1986 presentar una nueva solicitud para inscribir a la organización de manera oficial, no obstante, las autoridades les cerraron todas las puertas.

La Sección de Jazz contaba con muchos seguidores entre la población y entre los fieles se contaban una seis mil personas, lo que la convertía en una organización peligrosa y subversiva ante los ojos de los líderes comunistas.

Ante las presiones de la opinión pública para que el régimen comunista aceptara registrar a la Sección de Jazz, la respuesta fue un baño de agua fría, porque además de rechazar toda posibilidad de diálogo optó por detener, juzgar y encarcelar al presidente de la Sección de Jazz, Karel Srp y a cuatro de sus más cercanos colaboradores.

Karel Srp estuvo encarcelado 16 meses entre 1986 y 1987. Nuevamente fue detenido y puesto en prisión en 1988, entonces tuvo lugar una campaña internacional para su liberación y a mediados de 1989 se le permitió registrar Artforum.

Después de desaparecido el régimen comunista, en noviembre de 1989, Karel Srp rehabilitó la Sección de Jazz que pasó a llamarse Artforum-Sección de Jazz. No obstante, nadie podía imaginar que surgirían nuevos problemas, si bien es cierto que nadie pone en duda la legitimidad de Artforum-Sección de Jazz que dicho sea de paso es una de las Mecas de la cultura alternativa en Praga, sus miembros mantienen hasta la fecha un pleito contra el Ministerio de Cultura que no les ha reconocido una serie de propiedades embargadas por el régimen anterior.

30-10-2001