Original de sinfonía "Del Nuevo Mundo" se encuentra en Praga

05-10-2004

El Museo Antonín Dvorák, en Praga, es la principal institución que vela sobre el legado de este renombrado compositor checo del siglo XIX y desarrolla una amplia labor científica respecto a su vida y obra.

El Museo Antonín Dvorák dispone de grandes tesoros personales del compositor. Las colecciones atesoran valiosos documentos que atraen el interés de los visitantes y de los estudiosos de todo el mundo. El museo alberga partituras, programas de conciertos y fotografías de la época, explicó la directora del museo, Jarmila Tauerová.

"En los archivos hay una amplia colección de partituras, manuscritos, así como una gran parte de la correspondencia personal del compositor. Tenemos las partituras, escritas con su puño y letra, de todas sus óperas, sinfonías y obras de cámara. La más valiosa de ellas es la partitura de la sinfonía "Del Nuevo Mundo", que se estrenó en 1893 en el Carnegie Hall".

El museo organiza simposios y conferencias internacionales sobre Dvorák, señaló Jarmila Tauerová.

Jarmila Tauerová en el museo de A. DvorákJarmila Tauerová en el museo de A. Dvorák "Mantenemos contactos con especialistas, estudiosos y musicólogos de todo el mundo. Les proporcionamos documentos y materiales para sus estudios y trabajos de investigación. Participamos en la edición de libros y partituras de Dvorák en la República Checa y en el exterior".

El museo coopera estrechamente con la Sociedad de Antonín Dvorák, en Gran Bretaña, que se dedica a la difusión del legado musical del compositor en el mundo.

La fundación del museo fue impulsada por una sociedad, creada en 1931 con el objetivo de levantar en Praga un monumento a Antonín Dvorák. Curiosamente, a lo largo de su existencia nunca logró dicho objetivo.

No obstante, la fundación del Museo Antonín Dvorák se convirtió en realidad en 1932. Este hecho fue calurosamente aplaudido por la viuda del compositor, Ana, quien donó las primeras piezas para las colecciones del museo, señaló Jarmila Tauerová.

"Entre ellas figura la biblioteca y el piano de Antonín Dvorák, que representan uno de los mayores atractivos de nuestras colecciones. La señora Ana entregó al museo el escritorio y la silla del compositor, junto con el retrato de Beethoven que Dvorák tenía colgado en la pared de su estudio".

El manuscrito de A. DvorákEl manuscrito de A. Dvorák El Museo Antonín Dvorák se encuentra en un palacete barroco de inicios del siglo XVIII, obra del arquitecto checo Kilián Ignác Diezenhofer, señaló su directora, Jarmila Tauerová.

"Los interiores del edificio están adornados con pinturas alegóricas de artistas alemanes. Los visitantes pueden apreciar un extenso jardín con obras del maestro de la escultura barroca checa Matyas Bernard Braun".

Jarmila Tauerová puntualizó que el Museo Antonín Dvorák es visitado anualmente por miles de turistas y admiradores del compositor que llegan a Praga de todos los rincones del mundo.

05-10-2004