Marca Moser es conocida por la Casa Real española

02-10-2007

Vasos, copas, jarros, floreros y otros objetos de cristal decorados con oro, grabados y motivos tallados figuran en la exposición que presenta lo mejor de la producción de la empresa cristalera checa Moser, de Karlovy Vary. Esta fábrica, que suministra juegos de vidrio de lujo a gobiernos y casas reales de todo el mundo, cumple el 150 aniversario de su fundación.

La historia y la actualidad de la empresa Moser se presenta por medio de una variedad de objetos. La elaboración a mano perfecta caracteriza garrafas, fuentes y juegos de copas lujosas que combinan técnicas de decoración diversas. El público puede apreciar cristal grabado, tallado, pintado e incrustado.

En la exposición, instalada en el Museo de Artes Aplicadas, de Praga, figura una colección especial, elaborada con motivo del aniversario de la fábrica. Se exponen también réplicas de objetos cristaleros que en el pasado contribuyeron a la fama de la fábrica, explicó Josef Slunecko, gerente de la empresa.

"Hace diez años, Moser comenzó a producir regularmente réplicas de sus colecciones anteriores, respondiendo a la demanda de los clientes ansiosos de conseguir copias de piezas antiguas que destacan por su elegancia. Junto con ellas exponemos otra parte importante de nuestra producción, que son floreros que lucen grabados inspirados por conocidas obras de la pintura mundial que se caracterizan por una gama de colores originales y típicas para Moser".

Merecida atención del público provoca también una variedad de objetos decorativos que destacan por sus colores y formas extravagantes, señaló Slunecko.

Durante los 150 años de existencia, la empresa Moser se ha ganado el reconocimiento internacional con su lujoso cristal destinado a clientes exigentes.

Esta marca es bien conocida por gobiernos y casas reales del mundo entero. Entre los clientes de la empresa figura también la familia real española, destacó Josef Slunecko.

"Personalmente recuerdo la visita a nuestra empresa del Rey Juan Carlos y de su esposa, la Reina Sofía, en 1987. Los dos apreciaron altamente nuestra producción. Es para nosotros un orgullo el haber suministrado un juego de vasos y copas a la Casa Real española. Además, en la boda del príncipe Felipe, los brindis se hicieron con copas de marca Moser".

No por casualidad a Moser se le domina "Cristal de los reyes, rey entre los cristales". Esta empresa checa ha suministrado juegos de cristal, por ejemplo, al Palacio Real de Bahrein, al rey de Noruega Harald V, al Papa Pío XI, al palacio presidencial de Argelia, a la misión diplomática de Chile, y la actriz italiana Sofía Loren.

La mayor demanda de cristal Moser proviene actualmente de Taiwán, Japón, Rusia y EE.UU., afirmó el gerente de la empresa, Josef Slunecko. Agregó que una gran parte de las exportaciones va destinada también a España y Brasil.

La exposición de cristales de la empresa Moser está acompañada por programas variados. Los visitantes pueden, por ejemplo, intentar grabar su nombre en un vaso, así como presenciar la pintura y el tallado del cristal.

La exposición, que familiariza al público con la historia y el presente de la fábrica Moser, estará abierta en el Museo de Artes Aplicadas, de Praga, hasta el 18 de noviembre.


02-10-2007