Los mercadillos de Navidad ofrecen desde campanitas hasta palomitas de maíz

07-12-2004

Los mercadillos de Navidad abrieron sus puertas para anunciar que ya pronto llegará el gran día, el mejor día del año, cuando las familias unidas se intercambian regalos como muestra de cariño mutuo. En diferentes lugares de la capital checa y del país en general, los mercadillos ofrecen variedad de curiosidades para la época.

Los mercadillos de Navidad en Praga (Foto: Lenka Zizkova)Los mercadillos de Navidad en Praga (Foto: Lenka Zizkova) Muy cerca de los estudios de Radio Praga se encuentra la Plaza de la Paz, donde todos los años se instala un mercadillo navideño en el que los interesados pueden encontrar velas, inciensos, campanitas y una serie de ornamentos para adornar la casa, para llevar hasta el hogar la atmósfera navideña.

Tomando en cuenta que en la República Checa estamos en invierno, en los mercadillos no faltan ventas de vino caliente y castañas para repeler el frío.

En la mayoría de los mercadillos hay música navideña, ya sea reproducida o bien algunos músicos son invitados a amenizar las diferentes jornadas. Tampoco faltan los coros profesionales o de aficionados que cantan villancicos.

Los mercadillos de Navidad en Praga (Foto: Lenka Zizkova)Los mercadillos de Navidad en Praga (Foto: Lenka Zizkova) En los quioscos se puede comprar tanto comida, como productos de madera, cerámica, y golosinas y dulces para los pequeñines. En años anteriores los vendedores trataron de vender una serie de productos que no estaban relacionados con la Navidad, por lo que las municipalidades optaron por controlar la mercadería expuesta.

Este año, los visitantes pueden encontrar en los mercadillos una serie de productos relacionados directamente con la Navidad. En la mayoría de los casos se trata de productos de artesanos del interior del país, que traen verdaderas "obras de arte" en madera, paja, cerámica y cristal.

Los vendedores de productos tradicionales siempre traen alguna novedad para atraer a grandes y chicos.

"Este año las figuritas para los árboles de Navidad que más vendemos son las que tienen motivos de ositos, esas les gustan sobretodo a los niños. Resulta interesante que también se han introducido figuras con motivos antiguos, que mucha gente prefiere porque asegura que les recuerda su infancia".

Y los principales clientes de los mercadillos son por supuesto los niños, que se encuentran en una especie de cuento de hadas.

Los mercadillos de Navidad en Praga (Foto: Lenka Zizkova)Los mercadillos de Navidad en Praga (Foto: Lenka Zizkova) "Vine porque quiero comprar algunos regalitos, por ejemplo a mis papás, tal vez compre una de esas lámparas en las que se pone una vela y después todo huele muy rico"

Pero en los mercadillos también se trabaja mucho, según narraba la dependiente del puesto de adornitos navideños.

"Como estoy vendiendo no logro disfrutar del todo de la atmósfera navideña, porque tenemos mucho trabajo, pero a nuestra manera también disfrutamos, porque en esta época del año todo el mundo anda -a pesar de ciertas carreras- de buen humor, y siempre nos alegra el corazón ver la alegría de los niños".

Y precisamente los niños fueron los que evaluaron uno de los mercadillos de Praga.

"Me gusta la atmósfera del mercadillo, hay muchas cosas, y también me gusta que viene gente de diferentes lugares".

"A mi me gusta mucho el mercadillo, hay muchos quioscos, es barato, pero por el momento compré unas velas y palomitas de maíz".

Los mercadillos navideños son muy variados a lo largo y ancho del país, pero todos tienen algo en común son la antesala de la Navidad, la mejor fiesta del año.

07-12-2004