Los checos siguen enviando tarjetas postales, aunque menos que antes

21-09-2016

Las tarjetas postales desaparecen del mercado checo poco a poco. La tradición de enviar postales, que en Chequia data de hace más de 140 aňos, está siendo desplazada por tecnologías modernas, Internet, teléfonos móviles y redes sociales. Aun así, las postales no han desaparecido del todo, al menos por ahora.

Foto: Štěpánka BudkováFoto: Štěpánka Budková La costumbre de enviar tarjetas postales cuando uno está de viaje o para felicitar a alguien por su cumpleňos, o con motivo de alguna fiesta, empieza a convertirse en una cosa de antaño. El aňo pasado los checos enviaron un 10% menos de postales en comparación con 2014, y esta tendencia continúa, según informaciones de Correos Checos.

Sin embargo, algunas personas mantienen la tradición y suelen enviar tarjetas de saludo a sus familiares y amigos, especialmente cuando salen de viaje al extranjero. Tal es el caso por ejemplo de Petra, una joven de 25 aňos, de Praga, que indica sin embargo, que comprar una postal en el extranjero no es cosa fácil.

”Donde tuve mayores problemas fue en México. Visitamos la ciudad de Monterrey, al norte del país, y no encontrábamos allí esos puestos típicos de venta para turistas, donde pensábamos comprar postales. Cuando finalmente compramos una tarjeta de correo en una papelería, no encontrábamos un sello postal. No se vendían en ninguna parte, ni en el hotel donde estábamos alojados. Entonces nos recomendaron ir a correos, pero allí cerraban siempre a las cinco de la tarde y no alcanzábamos llegar a tiempo”.

La joven resolvió el problema poniendo las tarjetas de correo en su maleta, y las envió después de regresar a la República Checa.

Foto: Česká poštaFoto: Česká pošta Como indica Matyáš Vitík, portavoz de la empresa Correos Checos, en casos semejantes y, naturalmente en cualquier momento, es posible aprovechar un nuevo servicio que ofrece la compañía y enviar las postales online por móvil o por Internet.

“La aplicación está a disposición de forma gratuita, se paga únicamente por la cantidad de tarjetas postales que se envían. El precio oscila entre los 80 y los 90 céntimos de euro, en dependencia del formato. Este precio vale para todo el mundo, o sea si usted envía una postal a la República Checa desde Alemania, Eslovaquia o Australia, el precio es siempre igual. Desde hace poco ofrecemos asimismo el envío de postales a través de páginas web, porque no todos tienen celulares inteligentes. De esta forma se envía una de cada cinco postales online”.

La tarjeta postal en su forma original de cartulina llega al buzón de su destinatario en tres días como máximo. Correos Checos distribuyó más de 120.000 tarjetas postales en los buzones este aňo. En las postales online uno puede grabar igualmente un recado o añadir su propia fotografía. Estos servicios son aprovechados por los ciudadanos especialmente en la temporada de vacaciones y durante las Fiestas de Navidad.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo Igual así, hoy en día las tarjetas postales están quedando de lado en Chequia como en otras partes del mundo, ya que también los checos prefieren utilizar sus celulares y mandan mayormente mensajes SMS. El día de Nochebuena el aňo pasado, por ejemplo, enviaron más de 74 millones de mensajes de texto. Además, éstos son más baratos que los sellos de correo, cuyo precio medio actual es de unos 55 céntimos de euro, mientras que hace 15 aňos costaba unos 18 céntimos de euro, o sea tres veces menos.

21-09-2016