Leticia Banegas ilustra el empoderamiento de la mujer en su exhibición titulada “Sueños y Raíces”

Leticia Banegas es una pintora hondureña que ha traído su exposición titulada “Sueños y Raíces” a la ciudad de Praga. En ella busca redescubrir su pasado ancestral, sobre todo mediante la representación de las mujeres quienes juegan un rol fundamental en su obra.

Leticia Banegas, foto: Melissa CastañoLeticia Banegas, foto: Melissa Castaño Leticia es una mujer sonriente, dulce y calmada. Su carrera profesional como artista sucedió en un momento tardío de su vida. En el 2012 y a petición de su madre, que no tenía más espacio en su casa para poner los cuadros que ella pintaba, decidió exhibir su obra y desde el primer día no ha parado de tener éxito, alcanzado ya una audiencia internacional.

“Sueños y Raíces” es su última exposición a través de la cual busca regresar a su pasado ancestral para generar una reflexión sobre la herencia cultural, la memoria y la construcción de una descendencia. Leticia agrega.

“Explora la herencia, explora la maternidad, explora el pasado, los ancestros y la memoria y luego también los sueños porque explora la fantasía. Si ven mi arte hay mucha fantasía.”

La pintora dice que sus musas son las mujeres, su género. Sin embargo, las aleja de esa posición única de inspiración estética, intentando representarlas por lo que realmente son en su opinión.

Latin Art Gallery, foto: Melissa CastañoLatin Art Gallery, foto: Melissa Castaño “Cuando las pinto, osea evito que sean adornos, lo que busco en mis cuadros son mujeres empoderadas, empoderadas de sí mismas, entronadas con el lugar que les corresponde como las madres de la creación, entonces esa es mi inspiración.”

Esto llega a relacionarse con su temática hacia lo ancestral ya que explica que las mujeres en su familia se han caracterizado por conformar un matriarcado pero lo curioso de esto es que ha sido un matriarcado forzado que gracias a las circunstancias ha llevado a las mujeres de su vida a ocupar esta posición de liderazgo. Leticia añade.

“En mi familia, ha sido un matriarcado desde hace yo no sé cuántas generaciones y realmente no fue por elección propia si no porque de repente una quedó viuda y la otra se divorció y pues no quedo de otra que hacerse un matriarcado y somos más mujeres que hombres entonces se convirtió como en la tribu que somos ahora.”

Asimismo, trata de mostrar a la mujer desde diferentes puntos ya que cada una cumple diferentes funciones y tiene múltiples facetas que la distinguen de las demás, aportando algo distinto desde el papel que lleva a cabo en la sociedad.

“Las mujeres somos diferentes personas a lo largo de nuestras vidas, somos madres, somos doncellas, somos viejas, somos brujas, somos sacerdotisas somos guerreras, entonces yo abordo los arquetipos, cada uno de mis cuadros representa algún arquetipos”.

Era casi inevitable preguntarle acerca de su país y de la dura realidad social y política por la que está atravesando Honduras. Como artista Leticia dice que esto es un catalizador fuerte en su obra y que se esfuerza por generar una reacción distinta, de generar luz en medio de esta difícil situación.

“Sí yo vivo en un país sumamente violento, de hecho hace poco estábamos hablando con mi esposo de que todos conocemos a alguien que ha sido asesinado, todos conocemos a alguien que ha sido asesinado y no porque estaba en cosas malas, por x o y razón que el abogado o el primo de fulano, entonces en tanta oscuridad por eso es que tienen tanto oro también porque mis cuadros son luz, mis cuadros cuando los ven, el mundo está bien, todo es perfecto y es como debe estar.”

Latin Art Gallery, foto: Melissa CastañoLatin Art Gallery, foto: Melissa Castaño Retomando el tema del matriarcado, es esta misma violencia la que ha provocado que muchas mujeres de manera obligada y sin espontaneidad se hayan visto forzadas a asumir el rol de jefe de familia. Con su arte Leticia busca rendir un homenaje a estas mujeres y darles una motivación para que sigan adelante y se sientan orgullosas de su feminidad.

“Hay mucho feminicidio en mi país y hay mucha impunidad, el 98% de los crímenes quedan impunes, pero también por la misma situación de violencia porque a pesar de que hay mucho feminicidio a quien más matan es a los hombres, hay muchas madres solteras, en exceso, hay demasiadas viudas. Entonces esas mujeres se convierten en inspiración para mis cuadros, estas son luchonas, mujeres que no se rinden, que no se dan por vencidas y que ahí van. Son mujeres fuertes y pues la misma violencia nos está orillando a convertirnos en un matriarcado porque nos estamos quedando sin hombres.”

En Praga la pintora hondureña cuenta que al lado de su esposo lo que más quiere hacer es disfrutar de la belleza de la ciudad y dejarse llevar por su encanto.

“Perdernos por las calles de Praga porque la verdad es que eso es hermoso, entonces salimos a caminar y donde nos lleve el día realmente porque es una ciudad mágica.”

Concluyendo la entrevista, Leticia comentó sobre la felicidad que siente al realizar sus sueños como artista, agregando que incluso todavía se sorprende. Repitiendo una frase de Facundo Cabral dice.

“Yo siempre me acuerdo de una frase de Facundo Cabral que decía cuando haces lo que amas lo que será, será y lo que vendrá, vendrá y estas condenado al éxito. Entonces yo pienso que eso es porque ese era mi destino es que ni yo me la creo a veces.”

“Sueños y Raíces” se encuentra en exhibición en la Latin Art Gallery y puede ser visitada durante todo el mes de agosto en la ciudad de Praga.