La guitarra de Oscar Guzmán cautiva al público de Praga

17-08-2004

Para algunos la guitarra española es una caja de madera barnizada, capaz de hacer ruido. Otros se enamoran de ella de por vida. Son éstos los que no pueden pasar un día sin acariciarla. Sin perderse en el universo de sus ojos, abiertos al mundo tras el alambre de sus largas pestañas. Todo para oír su dulce voz, su llanto, sus palabras.. Oscar Guzmán es, desde muy jóven, amante de la guitarra. Comenzó sus estudios en Sevilla y pronto se lanzó a la aventura internacional recorriendo con su guitarra gran parte de Sudamérica y Europa. Desde entonces, no ha parado de viajar, acudiendo a multitud festivales a lo largo y ancho del mundo, cosechándo premios y aplausos. Desde abril de 2004 ha recorrido, Chipre, Turquía, Australia, Canadá. Estos días ha hecho escala en la República Checa. Gema Cubo Cabrera acudió al espectáculo que ofreció en Praga.

Oscar GuzmánOscar Guzmán ¿Qué tal su primera actuación ante el público checo, ¿cómo le ha recibido?

Pues la verdad es que bastante bien. Hemos tenido una respuesta que la verdad yo personalmente no me la esperaba, tanto a nivel de la cantidad de gente que ha venido, que realmente ha venido muchísima gente, está el teatro lleno. Ya tres horas antes quedaban 4 tickets o algo así, y bueno, y la gente ha terminado de pie con nosotros y muy contenta y eso es lo que más me gusta.

Hablando del espectáculo, hemos asistido a dos horas de puro arte en el escenario. Bulerías, soleas, tangos...de todo. ¿Qué nos puede contar usted de la actuación, qué le ha parecido la experiencia, y también de su grupo flamenco? Un grupo flamenco de categoría hemos visto..

La experiencia para mí ha sido muy especial porque, aunque he trabajado con todos mis invitados, que no podría decir integrantes de mi grupo, porque realmente más que un grupo, ellos son invitados especiales míos porque tienen, tanta categoría o más que yo, podría decir que todos tienen más categoría que yo, la verdad. Entonces, para mí ha sido muy especial porque, aunque he trabajado en ocasiones con todos ellos, nunca hemos trabajado todos juntos, entonces, eso ha sido para mí muy especial. Y es el primer concierto que tenemos juntos, mañana es el segundo pero el primero es hoy.

Durante este periplo de años que lleva actuando por todo el mundo, ha tenido ocasión de participar y de compartir escenario con grandes de la guitarra española, Pepe de Lucía, Jorge Cardoso, Rafael Riqueni, Lucho Gonzáles. ¿Qué le ha parecido y qué le ha aportado trabajar con ellos, esos maestros de la guitarra?

Bueno, principalmente como bien dices, compartir realmente el escenario porque he participado en muchos festivales de guitarra en los cuales me han invitado, para tocar la guitarra flamenca y también ha habido muchos invitados de otros países y he podido, tener la oportunidad de hablar con todos ellos, de recibir consejos y poder comprobar realmente, que hay grandes artistas que a la vez son grandes personas con una humildad muy grande y eso para mí es muy importante.

¿Ha adquirido usted ya la madurez como guitarrista, cree que está en su mejor momento?

Para nada, me falta muchísimo por aprender. Estoy estudiando siempre en los momentos en que tengo un tiempo libre para poder concentrarme en estudiar, Siempre me compro algún libro de acordes, de música, de armonía...de lo que sea y me pongo a estudiar porque, me falta mucho por aprender, eso está clarísimo.

¿Qué es para usted la guitarra, cómo la definiría?

Para mí, es el instrumento con el cual puedo expresar mis sentimientos. Simplemente eso.

¿Y su relación con este instrumento tan especial, cómo comenzó?

Bueno, en mi casa mis padres, como cualquier otro, querían que tuviera un pequeño hobbie, pero luego ese hobbie se convirtió en mi pasión y ahí vinieron los problemas.

Problemas, ¿en qué sentido?

Oscar GuzmánOscar Guzmán Porque después ya no les gustaba mucho que me dedique a la guitarra, pero bueno. He tenido que lugar mucho por ella también.

Ahora estarán supongo orgullosos cuando le ven triunfando...

Dentro de un tiempo, vamos a ver...

Hasta hace poco tiempo, España en el extranjero era conocida básicamente por dos cosas: los toros y el flamenco. La gente acudía a los espectáculos atraída por el colorismo de la farándula. ¿Usted qué piensa, qué ocurre hoy cuando una persona extranjera paga para ver un espectáculo de guitarra flamenca?

Pues realmente es increíble el interés tan grande que hay en todos los países del mundo, increiblemente. Bueno, yo te digo una cosa, yo soy español, mi nacionalidad es española pero yo nací en Lima, en Perú y mis primeros años los viví allí y luego, cuando era un adolescente me fuí a vivir a España, tengo mucha familia allí y entonces. Y después he tenido la oportunidad de volver a Sudamérica, ya como guitarrista y poder mostrar en varios países también de allí lo que es la guitarra flamenca.

¿Cree usted que el espectador extranjero tiene buen criterio para entender la música española y la música de guitarra española en concreto?

En principio sí, no podemos demandar del público extranjero que conozca por ejemplo todos los estilos de soleá o las tarantas y que si un cantaor lo hace así o asá el público pueda opinar si lo hizo bien o lo hizo mal. Pero creo que el público extranjero realmente sabe apreciar lo que es bueno, eso está clarísimo, y la música española muy en especial.

A menudo también se dice que el flamenco se lleva en la sangre. Sin embargo, en Praga hay un buen ejemplo de que puede darse lo contrario. El grupo "Arsa y Toma" es un caso especial. Aquí tiene bastantes seguidores y los críticos dicen que no lo hace nada mal. Además han sido teloneros de su espectáculo. ¿Usted qué opina de este tema?

Hay un mito muy fuerte sobre el tema de que tienes que haber nacido en Triana para cantar bien por soleá, aunque, en el cante es un poco diferente. Pero yo te puedo decir que en lo que es la guitarra y en lo que es el baile hay realmente un abanico de posibilidades de procedencia muy grande que yo lo considero mundial.

Muchas gracias por atendernos y que siga el éxito tan grande que habeís tenido.

El agradecido soy yo con vosotros, de verdad.

17-08-2004