Jan Svěrák, la mirada de un niño hecha cine

23-02-2018

El director checo Jan Svěrák, oscarizado por la película ‘Kolya’, es el invitado de honor de la clausura del festival de cine educativo MICE, celebrado en la región de Valencia, en España.

Jan Svěrák, foto: ČTJan Svěrák, foto: ČT ‘Escuela Primaria’ (‘Obecná škola’) rodada por Jan Svěrák en 1991, es la película elegida para clausurar este viernes la Muestra Internacional de Cine Educativo (MICE), celebrada en varias localidades de la región de Valencia, en España. Svěrák, conocido por el Oscar logrado por ‘Kolya’ en 1997 a la mejor película de habla no inglesa, será galardonado en persona antes de la proyección con el premio MICE de honor.

Sin duda de toda la filmografía de Svěrák, en la que la infancia ocupa un lugar predominante, ‘Escuela Primaria’ es donde queda retratada con mejor exactitud la relación de los niños con el sistema educativo. La película narra las peripecias de dos niños en la Praga de posguerra. El argumento viene marcado por un cambio de maestro en la escuela. La antigua profesora, incapaz de controlar a la clase, enloquece y es sustituida por el férreo Igor Hnízdo.

Toda la historia está basada en hechos reales, nos cuenta Jan Svěrák en entrevista para Radio Praga.

Fuente: Lucernafilm - AlfaFuente: Lucernafilm - Alfa “La película ‘Escuela Primaria’ cuenta los recuerdos de infancia de mi padre Zdeněk y el personaje del profesor es auténtico. Poco después de la guerra llegó un nuevo maestro que iba en uniforme con una pistola en el cinto, había sido combatiente en los frentes oriental y occidental, partisano y preso en un campo de concentración. Un día incluso enseñó a los niños un agujero en la pared de madera y les aseguró que después de la clase hubo allí un tiroteo con antiguos miembros de las SS”.

Igor Hnízdo impone rápidamente una disciplina militar en la clase, sin ahorrar castigos físicos, y con ello el alumnado aprende a comportarse y comienza a progresar. Al mismo tiempo estimula la imaginación de los estudiantes, con sus increíbles historias de la guerra, es capaz de enseñar de forma emocionante, y les da un modelo moral. No es de extrañar que Igor Hnízdo haya quedado inscrito en el imaginario popular checo, prosigue Svěrák.

“En Chequia el personaje de Igor Hnízdo es legendario porque aúna de forma excitante un modelo moral carismático con las fabulosas mentiras del barón Munchausen. Con sus métodos pedagógicos, que pueden ser algo crueles, no tendría éxito en la escuela actual, pero en su época los castigos físicos eran corrientes y poner recta a una clase de las callejas de la periferia era inimaginable de otra manera. Así que se lo podemos perdonar”.

‘Escuela Primaria’, foto: ČT‘Escuela Primaria’, foto: ČT De hecho, y en el marco de un festival como el MICE, la historia de la película puede remitir al debate sobre cuál debe ser el papel de los maestros en la sociedad, cuál es la función de la disciplina, y si el profesor debería ofrecer solo conocimientos o algo más, convertirse en un símbolo por ejemplo. El propio Svěrák achaca la popularidad de su personaje en Chequia a ciertas faltas del sistema educativo.

“El motivo por el que toda una generación de checos consideran a Igor Hnízdo como el profesor ideal tiene que ver con el hecho de que la educación checa desde hace mucho tiempo está claramente dominada por las mujeres, y la sociedad siente una gran carencia de modelos masculinos de calidad”.

Adoptando la mirada de un niño

Los niños y la infancia son un tema recurrente en las películas de Svěrák. Además de la oscarizada Kolya, protagonizada por un niño ruso, la infancia domina la mencionada ‘Escuela Primaria’, ‘Kuky vuelve’ (2010) y su última producción ‘Descalzo por los Rastrojos’ (2017). Por otro lado, su película ‘Tres Hermanos’ es un cuento de hadas musical para un público infantil.

‘Kuky vuelve’, foto: ČT‘Kuky vuelve’, foto: ČT La manera que tiene Svěrák de comunicarse con los menores durante el rodaje ya es toda una declaración de intenciones.

“Me da buen resultado cuando me acerco al niño y me lo tomo en serio, no me hago el importante ni los trato como críos. Lo ideal es cuando me pongo de cuclillas para situarme a su nivel y les explico la escena que se va a grabar. Utilizo las experiencias vitales que ellos tienen y hablo con ellos como con adultos pequeños. Cuando uno se pone a su nivel descubre que son realmente trabajadores y se lo toman en serio, y si uno se lo permite, dan lo mejor de sí, son abiertos y le comen a uno de la mano”.

Jan Svěrák es actualmente uno de los directores más destacados de la generación surgida tras la caída del comunismo. Todas sus películas suelen cosechar un gran éxito de público y crítica, además de contar con cierta proyección internacional. Además de su excepcional trabajo con los actores, sus guiones cuidados y salpicados de un sutil sentido del humor y de las cualidades estéticas de sus películas, Svěrák achaca su éxito precisamente a su capacidad de ver la realidad con ojos de niño.

‘Descalzo por los Rastrojos’, fuente: YouTube‘Descalzo por los Rastrojos’, fuente: YouTube “Está claro que es necesario conservar una mirada infantil si queremos trabajar en el campo de la creatividad. No una mirada infantiloide, sino infantil, es decir, desprovista de estereotipos y prejuicios, curiosa y abierta, que permite percibir las cosas viejas y manidas como por primera vez. Los adultos lo tienen que practicar conscientemente, porque si no se utiliza, se atrofia. Y cuanto más mayor es uno, se vuelve más difícil”.

Esta mirada mágica, ingenua y entusiasmada es capaz de remitir al público a sus recuerdos de infancia y conseguir así su identificación, continúa.

“Yo entreno esta mirada infantil, y me gusta utilizarla en mis películas. El cine nos consigue trasladar a lugares lejanos u situaciones que de otra manera no podríamos vivir. Utilizo a menudo este recurso para recordar a los espectadores cómo vivían el mundo de pequeños, y a los más valientes quizá hacerles viajar en el tiempo a su propia infancia”.

El festival MICE tiene como objetivo llevar a la reflexión sobre la enseñanza a través de producciones audiovisuales de propósito educativo o que tienen la educación como tema principal. Como peculiaridad no se desarrolla en un solo lugar, sino en diversos municipios de la Comunidad Valenciana. La proyección de ‘Escuela Primaria’ y el encuentro de Jan Svěrák con el público tendrá lugar en Font de la Figuera.

23-02-2018