Golem y el nombre secreto de Dios

El Golem, esa figura de la leyenda popular judeocabalística tan bien descrita por Gustav Meyrink, ha sido el protagonista principal de una serie de metamorfosis literarias y artísticas en la sociedad judía y alemana ya desde el siglo XIX. En Praga, cuna de esa fascinante criatura de arcilla, prosigue el Proyecto Golem 2002/5763 promovido por la Embajada de Argentina en la República Checa.

Tal como escribiera Gershom Scholem en su libro "La Cábala y su Simbolismo" el Golem es una figura que aparece cada treinta y tres años en la ventana de un cuarto sin acceso en el gueto de Praga.

A ciencia cierta no sabemos cuantas veces se han contado ya treinta y tres años desde la primera aparición de Golem, pero lo que sí sabemos es que Golem ha vuelto a Praga. Y a vuelto con mucho más fuerza que antes y con un mensaje muy claro para la época en la que nos ha tocado vivir.

Golem ha vuelto al corazón de Europa de la mano de artistas, científicos, pensadores, diplomáticos, periodistas, rabinos, estudiantes y público en general; pero con la peculiaridad de que su reaparición surge a diez mil kilómetros de distancia: en Argentina. Su retorno se inspira en la poesía que a él dedicara Jorge Luis Borges.

 

La hermosa poesía de Borges es desempolvada por el diplomático argentino Juan Eduardo Fleming, actualmente embajador en la República Checa y el artista argentino de origen húngaro Pedro Roth; que por medio de Golem pusieron en marcha la mayor y más importante actividad cultural llevada a cabo entre Praga y Buenos Aires: el Proyecto Golem 2002/5763.

Del Golem se ha llegado a decir- según describe Scholem- que es, en parte, un alma colectiva materializada del gueto, con todos los turbios residuos de lo fantasmal, y, en parte, un doble del héroe, un artista que lucha por su liberación y que purifica mesiánicamente en ella al Golem, su propio yo esclavizado.

No obstante, con el correr del tiempo Golem ha evolucionado y su aparición, ya sea cada treinta y tres años o de la manera cíclica que más le convenga, trae un mensaje acorde con el tiempo de su aparición.

Es por eso que Golem viene acompañado de términos muy actuales como, por ejemplo inteligencia artificial, informática, cibernética y hasta internet. Pero a pesar de ello nunca deja de lado la importancia vital de los temas espirituales.

Y éste es precisamente el punto de coincidencia permanente entre el pasado, el presente, pero también el futuro, porque los seres humanos nos empecinamos en descubrir el nombre secreto de Dios.

 

María Kodama de Borges, una de las figuras clave del Proyecto Golem 2002/5763 se refirió aquí en Praga al Golem, al rabino Low y a la poesía de Jorge Luis Borges, tratando de explicar las necesidades de los hombres y su testaruda necesidad de querer imitar a Dios.

"Repitiendo cíclicamente errores, el hombre vuelve a su rebeldía buscando nuevamente el nombre secreto de Dios. Ese hombre en Praga será el rabino Low, su empresa estaba animada por- cito del poema de Borges: Saber lo que Dios sabe. El rabino Low se dio a permutaciones de letras y a complejas variaciones, y al fin pronunció el nombre, que es la clave, sobre un muñeco que con torpes manos labró para enseñarle los arcanos de las letras, del tiempo y del espacio".

Por su parte, el presidente checo, Václav Havel, escribió en el programa del Proyecto Golem 2002/5763 que:

"...También hoy la tradición del Golem tiene mucho que decir. El relativismo en el modo de ver los valores que antaño no se ponían en duda, la fácil sustitución del bien por el mal; el siervo de Dios y su adversario; el mundo como objeto de la arbitrariedad y del humano capricho, del poder y del dominio; el mundo como objeto del cuidado y de preocupaciones por su futuro"...

... sostuvo Václav Havel en relación con el Proyecto Golem 2002/5763 que ha servido de puente para unir, aún más, a checos y argentinos a través de grandes protagonistas como lo son Jorge Luis Borges y la leyenda por excelencia de Praga: El Golem.

El programa del Proyecto Golem ha contado con exposiciones, proyección de películas, un seminario sobre el papel del Golem en la Religión, la Ciencia y el Arte, faltan todavía recitales y ballet todo directamente relacionado con el Golem. Las actividades concluirán el 27 del corriente con la entrega de un premio a la traducción al checo de la poesía "El Golem" de Jorge Luis Borges. El programa completo se presentará el año entrante en Buenos Aires.