Exposición Ancianos ante el Objetivo muestra la cara más bonita de la vejez

11-12-2007

¡Adiós a la tristeza, la soledad y la depresión! Éste es el lema de la exposición ambulante de fotos titulada Ancianos ante el Objetivo, inaugurada el pasado cinco de diciembre en el Café Louvre, en Praga, que ofrece una inusual mirada a la tercera edad.

Un señor barbudo conduciendo su coche, nadadores invernales y una bailarina retirada son algunos de los protagonistas de la exposición. Si esperan ver retratos de unos pobres ancianos enfermos y tristes, están equivocados. Las fotos demuestran que las personas mayores también pueden ser alegres, activas y hasta guapas.

No sorprende que uno de los patrones de la exposición sea el fotógrafo checo Jan Saudek. Este anciano de 72 años, padre de ocho hijos, ayuda con su vitalidad y buen humor a derrumbar los prejuicios sobre los mayores.

Junto con otro fotógrafo profesional, Roman Sluka, invitaron a los estudiantes de dos escuelas de fotografía checas a retratar a personas mayores de ambos sexos y de distintas profesiones. El resultado es una serie de fotografías que procuran demostrar que la vejez no siempre es triste y solitaria.

La prueba de ello es la popular actriz Květa Fialová, quien asistió a la inauguración para apoyar el proyecto. Esta bella dama cercana a los ochenta años, confiesa no haberse sentido nunca tan feliz y contenta como ahora.

“Cuando era joven no me divertía tanto. Ahora es mucho mejor. Jamás en mi vida he tenido tanta libertad. ¡Es la mejor fase de la vida!“, sostuvo Fialová.

Durante la inauguración fue presentado un calendario de fotos editado por la fundación Ancianos Felices y la compañía farmacéutica Walmark.

La organización Ancianos Felices fue fundada en 2006 y su principal objetivo es el de apoyar a las personas mayores y a los centros para retirados. Sus fundadoras, Eliška Klepalová y Lenka Kopecká, luchan además por cambiar la opinión estereotipada del público checo sobre la vejez.

“La sociedad actual simpatiza demasiado con el culto a la juventud, a la belleza y al éxito, como si no existiera nada más importante que la perfección física”, escriben en la introducción al calendario.

La patrona de la fundación es la actriz Tereza Kostková, quien indica que aceptó con mucho gusto la cooperación con Ancianos Felices, puesto que considera natural ayudar a los demás.

“Creo que cuando uno está sano y no tiene ningún problema grave debería ayudar a los demás, ya sean niños, personas incapacitadas, o ancianos“, señaló Kostková.

Tereza Kostková (Foto: CTK)Tereza Kostková (Foto: CTK) Otro personaje que asistió a la inauguración fue el actor Vladimír Čech, quien actualmente modera un programa especial de la Televisión Checa dedicado a ancianos y denominado Colores de la vida.

Según el actor, hay en la República Checa cierta forma de discriminación social hacia las personas mayores, contra la cual se debe luchar.

“Existe aquí cierta discriminación por edad que empieza mucho antes que en la vejez. Se trata, sobre todo, de la discriminación en el empleo. Para una persona que pierde el trabajo a los 50 años es casi imposible encontrar uno nuevo. A ello hay que oponerse“, señaló Čech.

Según Čech, el primer cambio debe producirse en los medios de comunicación que, en la mayoría de los casos, informan sobre los ancianos en un tono despectivo, presentando la vejez como una fase de la vida poco agradable.

El artista confiesa no temerle a la tercera edad, ya que la considera como parte de la vida, y además una parte bastante bonita.

“El hombre tiende a reflexionar sobre la vejez desde la infancia y muchas veces le espanta. Pero después llega a la edad mayor y entonces entiende que no había que temerle y que no se trata de nada horrible”, indicó Čech.

La exposición Ancianos ante el Objetivo ha recorrido durante este año todo el país deteniéndose en las ciudades de Brno, Hradec Králové, Uherské Hradiště y Ostrava. Actualmente se exhibe en el Café Louvre, en Praga.

11-12-2007