“Es un orgullo que Latinoamérica haya triunfado en la Cuadrienal”

28-06-2011

La duodécima Cuadrienal de Praga ya es historia. En la hora del balance, no solo cosas positivas, también algunas críticas. Pero lo que queda es que el gran triunfador de la fiesta fue Brasil, que se llevó el premio máximo, el Golden Triga, seguido por México, que obtuvo una medalla de oro.

Sergio Villegas, foto: autorSergio Villegas, foto: autor Sergio Villegas, el comisario de la representación mexicana en la Cuadrienal de Praga, se vuelve muy conforme a su país, con un sabor a misión cumplida en la boca. Después de once días de extenuante trabajo, la Cuadrienal bajó el telón el domingo y el responsable de la participación mexicana cree que el balance general es positivo.

“Pues yo creo que ha sido una Cuadrienal de muchas sorpresas, de muchas reflexiones. También me parece que ha habido algunos desencuentros por parte de los artistas que se esperaban una Cuadrienal más dedicada hacia el diseño y nos encontramos una Cuadrienal mucho más enfocada a la performatividad. Y desde mi punto de vista, más dedicada al análisis de la performatividad que del diseño. Eso no quiere decir que no sean reflexiones importantes, interesantes, pero no sé, me parece que como artistas visuales, disfrutamos más de la perspectiva del artista visual”.

Intersections, foto: PQ 2011Intersections, foto: PQ 2011 De entre las cosas a destacar, Villegas menciona el proyecto Intersections.

“Ha habido cosas fantásticas. El proyecto Intersections, en la plazuela del Teatro Nacional, es una maravilla, no puedo dejar de decirlo, me parece muy acertado. Pero me parece también que hay muchos pabellones nacionales que pareciera que debiesen pertenecer a un proyecto de esa naturaleza y no ostentarse como una exhibición nacional, que creo que ese es como el resultado”.

Pero lo más notable, para Sergio Villegas, es el triunfo de Brasil, que se llevó el premio principal, la Golden Triga, por su exposición titulada ‘Características y Fronteras: el Territorio Escenográfico Brasileño’.

Brasil, foto: PQ 2011Brasil, foto: PQ 2011 “Ha habido cosas fantásticas. El pabellón de Brasil es una maravilla. Es muy bonito, muy diverso, está muy bien hecho. Además, es un orgullo que sea un país latinoamericano quien se gane la Triga y que justamente, como bien lo decía el jurado, que la Cuadrienal comience a buscar herramientas para que la comunidad artística europea tenga la capacidad para penetrar y apreciar propuestas artísticas y performativas no eurocéntricas, sino de otras culturas”.

En ese sentido, Sergio Villegas destaca que la Cuadrienal se esté abriendo a todos los rincones del mundo, y no solo a Europa.

El pabellón de Brasil, foto: Martina Novozámská, PQ 2011El pabellón de Brasil, foto: Martina Novozámská, PQ 2011 “Y no únicamente apreciarlas desde el punto de vista plástico o folclórico, sino que también se puedan hacer análisis contundentes y pertinentes acerca de la manera en que una muy buena parte del planeta experimenta la performatividad, porque creo que la Cuadrienal está muy enfocada al diseño y la performatividad desde el punto de vista de Europa. Y evidentemente, hay una representación, desde la curaduría de los proyectos especiales hasta en la presencia de los países, Europa es la más representada, pero el resto del mundo también disfruta y experimenta con la performatividad y me parece que la Cuadrienal se puede volver un escaparate para analizar también la experiencia de esas personas”.

México no se fue con las manos vacías. Obtuvo una medalla de oro en arquitectura teatral, gracias al proyecto ‘En un Estado Fallido’, del Teatro Ojo. Sergio Villegas comenta al respecto:

Teatro Ojo, foto: PQ 2011Teatro Ojo, foto: PQ 2011 “Fue un gran orgullo que hayamos recibido una medalla de oro en la sección de arquitectura teatral. La compañía Teatro Ojo era una de las apuestas más controversiales al interior de la comunidad escenográfica, porque efectivamente trabajan en los límites entre la escenografía, el teatro y el arte contemporáneo. Muchos estaban un poco preocupados, no comprendían muy bien la labor de Teatro Ojo, y el hecho de haya ganado una medalla de oro de alguna manera los pone en el mapa y en la portada de la participación de México y ojalá entonces esto contribuya a incrementar el entendimiento acerca de su trabajo y su labor”.

El pabellón de México fue uno de los más visitados y uno de los más elogiados. Villegas cree que cumplió con su cometido.

El pabellón de MéxicoEl pabellón de México “El pabellón de México tenía, antes que nada, el cometido principal de desarrollar una sensación de comunidad al interior del gremio de escenógrafos en México. Promover la participación y elevar el nivel de entusiasmo por nuestra profesión y por nuestra representación como país. Esa era nuestra gran meta. Como parte de esa meta se privilegió también el hecho de otorgarles un boleto de avión a todos los escenógrafos participantes en la exposición, para que pudiesen no únicamente venir a ver cómo habíamos montado sus proyectos, sino que viniesen a la Cuadrienal, eso nos parecía lo más importante, para que hubiese un intercambio significativo y no nada más la presencia de objetos mexicanos, sino la presencia de artistas mexicanos”.

Pero lo que más conforme dejó a Sergio Villegas respecto al pabellón mexicano fue el grado de interacción con el público.

“Modestia aparte es uno de los pabellones mejores montados y es uno de los pabellones más interactivos. Los visitantes se entretienen mucho y pasan una cantidad de tiempo muy considerable dentro del pabellón mexicano, en comparación con otras exposiciones. Y la diversidad de la presentación de los proyectos contribuye a que la gente permanezca dentro del pabellón, viendo los distintos proyectos”.

Sergio Villegas promete volver a la próxima Cuadrienal, la de 2015. Pero ya no como comisario del pabellón de México, sino como artista. Y la producción de la Cuadrienal de Praga ya comenzó a trabajar para volver a ofrecer lo mejor de la escenografía mundial dentro de cuatro años.

28-06-2011