Entre Chequia y España existe una amplia comunicación a través de la expresión cultural

Los Centros Checos se dedicarán en el futuro a la presentación de productos nacionales destinados a la exportación, además de propagar la cultura de la República Checa en el exterior. Aunque lo fundamental seguirá siendo dar a conocer al mundo el arte, la moda, literatura, cinematografía y arquitectura checa. Así lo afirmó Věra Zátopková, directora del Centro Checo en Madrid, durante su reciente estadía en Praga.

Věra ZátopkováVěra Zátopková Hace un año aproximadamente que Věra Zátopková asumió la dirección del Centro Checo en Madrid. El trabajo le encantó y le permitió experimentar cosas nuevas. El balance de las actividades es alentador y la experiencia con el público español positiva, según recalcó Zátopková a Radio Praga.

”En general muy positiva. España y, en particular Madrid, son culturas en expansión, voraces en el mejor sentido de la palabra. Les gusta buscar, explorar, conocer y compartir ideas nuevas que se originan en el seno de otras culturas. Los creadores checos son en ese sentido un ideal punto de encuentro, podemos decir, una pareja feliz. Y creo que hemos abierto la puerta y ya existe esa comunicación entre la República Checa y España a través de la expresión cultural”.

Durante los pasados doce meses, el Centro Checo en Madrid ha organizado un sinnúmero de actividades, que han tenido muy buena acogida por el público español, afirmó Věra Zátopková.

”Con motivo del 170 aniversario de nacimiento de Antonín Dvořák hemos organizado conciertos, talleres para niños, estudiantes y mucho más. La inauguración del ciclo Bohemia Expres, que presenta lo mejor de la cultura checa en Madrid, música, cine, teatro. La primera retrospectiva de la directora de cine Helena Třeštíková en Documenta Madrid, un magnífico festival de documentales. Hemos estado en el festival internacional de cortometrajes en Barcelona, en Cosmopoética en Córdoba. Aseguro que todos ellos cuentan con nosotros para las próximas ediciones”.

El Centro Checo en Madrid tiene grandes méritos por la divulgación en España de conocimientos sobre las más diversas facetas de la cultura checa. Según Věra Zátopková, es uno de los puntos clave que permite un conocimiento más profundo y detallado de la cultura checa en España.

”Por supuesto. Ha demostrado ser esencial. Además de lo que he contado, gracias al Centro Checo el público español tiene la posibilidad de ver Foto: Archivo del Centro Checo de MadridFoto: Archivo del Centro Checo de Madrid nuevas películas, hacemos traducciones de los subtítulos, iniciamos nuevos proyectos literarios, como por ejemplo una antología de la poesía checa, presentamos a grandes personajes de nuestra cultura, y educamos a nuestro público en muchos ámbitos. El hecho de tener dos grandes personalidades literarias como Kafka y Kundera es magnífico pero se corre el peligro de estancarnos allí. El Centro Checo abre más ventanas de nuestra cultura actual. Gracias a este trabajo somos más conocidos y más queridos por los españoles”.

Entre las actividades que prepara el Centro Checo en Madrid para los próximos meses, Věra Zátopková destacó un ciclo especial dedicado a la obra y personalidad del ex presidente checo, Václav Havel, además de una muestra del cine animado checo en octubre.

”Preparamos la antología de la poesía contemporánea checa con la traducción de Patricia Gonzalo de Jesús, el estreno de ‘La Retirada’ de Havel, ciclos de cine contemporáneo, una muestra de la animación checa para el Día Mundial de la Animación, continuamos con el ciclo Bohemia Express. Su edición de octubre estará dedicada al ex presidente Václav Havel, con lectura de sus obras y el estreno del documental ‘El ciudadano Havel’. Con el Ayuntamiento de Praga y de Madrid preparamos asimismo Días de Praga en Madrid, con un concierto del grupo de niños discapacitados The Tap-Tap, y una exposición arquitectónica del funcionalismo praguense”.

En cuanto a la recepción de los programas del Centro Checo en Madrid por el público español, Zátopková no escatimó en expresarse en superlativos.

Václav HavelVáclav Havel ”Ha sido estupenda. Y me gusta poner un ejemplo. Los responsables de cultura de los grandes periódicos españoles como El País o las grandes agencias de prensa como EFE, suelen recibir cada día miles de correos y cientos de propuestas de citas para intentar abrirse hueco entre la gran cantidad de propuestas de España y de otros países. Cuando desde el centro Checo les hemos pedido un encuentro para comentar nuestra propuesta cultural, nos han recibido de inmediato e incluso nos han agasajado. Luego me han vuelto loca con preguntas por ejemplo sobre Václav Havel a quien todos quieren entrevistar. A los españoles les encanta también nuestra música actual, porque ellos también están trabajando y buscando en la fusión de todas las culturas”.

Las labores en el Centro Checo en Madrid son a veces bastante agitadas y agotadoras. No obstante, Věra Zátopková afirma estar feliz y enamorada de su trabajo y agrega que esa experiencia es muy inspirativa.

”Perfecta. He conseguido amar mi trabajo y necesito mucho más horas cada día. Me gusta ver que nuestras actividades aparecen en los medios de comunicación españoles, pero me gusta ser consciente de que nuestro trabajo está acercando más la República Checa a España. Te aseguro que es muy positiva, cariñosa y hasta amorosa la percepción que tienen los españoles de la República Checa. Nos quieren, quieren visitar nuestro país, y esa es la mejor experiencia personal que puede tenerse dirigiendo un centro en algún país. Una pequeña familia que muestra a otro un rico cristal lleno de facetas desconocidas. Estoy encantada”.

Los Centros Checos existen en 21 ciudades de tres continentes y sus actividades son visitadas anualmente por unos dos millones de personas.